Un funcionario alterado que persiguió a un joven y lo golpeó, para dejarlo abandonado

El director provincial de Policías del Ministerio de Seguridad, comisario retirado Juan Carlos Caleri persiguió a un joven por la Peatonal, le hizo una zancadilla, lo golpeó y lo abandonó. Detuvieron a otro joven como responsable de los ataques xenófobos.

Mañana de furia en el corazón de Mendoza. En medio de los casi 30 mil visitantes que están en la provincia y que mayoritariamente circulan por las calles del microcentro, a la espera de los partidos de la Copa América, un cóctel absurdo y violento tuvo tres condimentos centrales: la xenofobia de un grupo de estudiantes que atacaron a hinchas chilenos, el fanatismo de hinchas del país trasandino que respondieron a los ataques y la falta de profesionalidad de las autoridades de Seguridad para mantener el orden.

Dos jóvenes fueron identificados como los instigadores de los disturbios, en medio de una Plaza Independencia repleta de estudiantes que salían de sus escuelas o bien se habían "prendido" en la "rateada masiva" convocada por Facebook.

El Ministerio de Seguridad decidió enviar a grupos de choque acompañados por la plana mayor de la policía y hasta por los funcionarios civiles para controlar la situación. En lugar de actuar desde las áreas de Relaciones con la Comunidad, que a lo largo de los años se especializaron en mediación, negociación y resolución de conflictos, fueron con la Infantería, sus escudos y estrenaron sus pistolas de paint ball ante la desesperación de miles de turistas y mendocinos que pasaban por el lugar.

Lejos de confiar en los métodos del propio ministerio o bien en los de las áreas de Educación, Juventud o Niñez y Adolescencia (creados para este tipo de circunstancias), hasta el ministro de Seguridad, Carlos Aranda participó del operativo, trasladando la conducción política policial al plano operativo.

El hecho más insólito lo protagonizó el director provincial de Policías, el comisario retirado Juan Carlos Caleri, segundo del subsecretario de Seguridad, Luis Pariggi y funcionario de la estructura política del ministerio.

Una persona que se supuso que se trataba de un policía de civil, persiguió a un joven sindicado como uno de los iniciadores de los ataques. Vestía una campera color verde flúo.

Caminando, a paso rápido, el director provincial de Policías siguió la situación. Hasta que, detrás de él, otros dos jóvenes gritaron: "Seguí corriendo que te persiguen". Fue entonces cuando Caleri reaccionó, corrió, hizo trastabillar a uno de los jóvenes que gritaban, lo tiró al suelo y lo golpeó. Pero no lo apresaron en ningún momento.

Nuestro jefe de Fotografía, Luis "Pachy" Reynoso fue testigo directo de la situación y lo cuenta con una secuencia fotográfica en la que se demuestra que el joven golpeado quedó en libertad y el detenido fue otro.

Caleri comienza persecución caminando por la Peatonal.

Caleri golpea y tira al piso al joven que gritaba.
Tras golpearlo, Caleri queda mal parado.

El joven se recompone y huye. Nadie lo atrapa. ¿Era culpable de algo?

Caleri continúa la persecución al joven que había golpeado.

Detienen y exhiben al iniciador de los incidentes. El ministro, presente.

Aranda en la Peatonal. Detrás, el Subsecretario de Relaciones con la Comunidad, Alejandro Gil

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 02:40
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho