10 tips para ahorrar energía y cuidar el medio ambiente

Con las bajas temperaturas consumimos más energía. Esto no sólo se traduce en más gastos en el hogar, sino también en mayor contaminación debido a que en su producción se emplean combustibles fósiles que generan mundialmente la emisión del 61% de gases de efecto invernadero. Teniendo en cuenta que muchas veces este desmedido consumo resulta innecesario, te damos algunos consejos.

El consumo de energía aumenta con las bajas temperaturas del invierno. Esto no sólo se traduce en más gastos en el hogar, sino que además en mayor contaminación debido a que en su producción se emplean combustibles fósiles que generan mundialmente la emisión del 61% de gases de efecto invernadero.

En esta época del año, gran parte del gasto energético familiar se produce por el uso de calefacción y la producción de agua caliente, a lo que se suman los electrodomésticos y la iluminación. Teniendo en cuenta que muchas veces este desmedido consumo resulta innecesario, en esta nota te ofrecemos algunos consejos para ahorrar energía en el invierno y ayudar en el cuidado del medio ambiente.

1. Revisar la temperatura a la que programamos la calefacción. De esto depende el uso de energía dado que por cada grado que la aumentemos se incrementa el consumo aproximadamente en un 7%. Hay que tener en cuenta que en invierno, una temperatura de entre 19ºC y 21ºC es suficiente para la mayoría de personas.

2. Revisar los aislamientos y asegurarse de que las fugas de aire estén efectivamente selladas. Gran parte de la necesidad de calefacción se produce por la pérdida de calor a través de las puertas y ventanas.


3. Mantener la unidad de calefacción limpia y revisarla anualmente. Es importante que los filtros estén en condiciones porque al estar sucios o tapados obstruyen el aire caliente.

4. Usar ropa abrigada también en casa. Esto es muy importante por la noche, cuando conviene tener apagada la calefacción y reemplazarla por cubrecamas o cobijas gruesas.

5. Mantener las cortinas abiertas durante el día para dejar entrar la luz del sol. Es importante que estén limpias para poder absorber el calor.


6. No dejar encendida la calefacción al ausentarse durante largas horas. Es conveniente apagarla o dejarla en la opción más económica.

7. Mantener el regulador de tiro de la chimenea cerrado cuando no esté en uso. Dejándolo abierto entra el aire frío al igual que por una ventana.

8. Preferir una calefacción central colectiva en lugar de sistemas individuales e independientes. La calefacción central es mucho más eficiente energéticamente e incluso se pueden incorporar termostatos programadores para regular la temperatura de acuerdo a las necesidades del día.

9. No usar calentadores de kerosén o propano sin la adecuada ventilación. Pueden ser riesgosos por inhalación de monóxido de carbono.

10. Trabajar en mejoras para un óptimo aislamiento del hogar. De los materiales utilizados en ventanas o paredes depende la temperatura interior. Un buen aislamiento puede traducirse en ahorros de hasta un 30 por ciento en energía.







Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 18:45
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 18:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho