Deportes

Brasil se pregunta dónde hay un gol

El promedio de la sequía ofensiva del equipo de Menezes primero sorprende y de inmediato preocupa: un festejo cada 180 minutos. Un tanto cada dos encuentros. Muy poco para cualquier equipo.

Dónde hay un gol?, se pregunta y empieza a desesperarse Brasil, que en los últimos seis partidos de la era Mano Menezes sólo convirtió tres tantos.

El promedio de la sequía ofensiva brasileña primero sorprende y de inmediato preocupa: un festejo cada 180 minutos. Un gol cada dos encuentros. Muy poco para cualquier equipo. Casi nada para Brasil.

Pero además intimida la fortaleza defensiva de su próximo rival en la Copa América, este sábado en Córdoba: a Paraguay no le convierten goles desde hace cinco partidos. La pregunta encierra un dilema: ¿Cómo hará un equipo con muy baja efectividad para cortar su racha contra una selección a la que casi nadie le hace goles?

"Sólo nos faltó convertir", repitió como un mantra, no menos de ocho veces, Alexandre Pato durante la conferencia de prensa que brindó hoy en Los Cardales, el lugar donde Brasil se concentra en la Argentina, a 60 kilómetros de Buenos Aires.

El delantero del Milan, a pesar de haber jugado mejor que Neymar, Robinho y Ganso en el debut del domingo pasado, quedó bajo observación: la historia sostiene que el 9 de Brasil debe convertirle al menos un gol a Venezuela.

La era de Mano Menezes empieza a encerrar una paradoja: su mensaje de fútbol ofensivo no se sostiene con goles.

Después de sus tres primeros partidos al frente de la selección, en los que sus jugadores convirtieron siete veces (dos a Estados Unidos y Ucrania, y tres a Irán), el Brasil de Menezes entró a partir de octubre del año pasado en una sequía pocas veces vista.

En este lapso, los brasileños sólo hicieron goles en dos de los seis partidos que jugaron: derrotas 0-1 ante Argentina y Francia, triunfo 2-0 ante Escocia, empate 0-0 con Holanda, triunfo 1-0 ante Rumania y otra igualdad 0-0 este domingo ante Venezuela, ya por la Copa América.

Por lo tanto, en los 300 minutos que le siguieron al segundo gol que Neymar le convirtió a Escocia en marzo de este año, el único festejo fue el tanto que Fred le anotó a Rumania, en un amistoso jugado en junio en San Pablo.

"¿Por qué Brasil no hace goles?", fue la pregunta más escuchada hoy en Los Cardales.

"Es una selección nueva, con entrenador y jugadores nuevos, que nos estamos conociendo. No tuvimos mucho tiempo para entrenarnos juntos, ni los futbolistas que jugamos en Europa ni los que juegan en Brasil. Sólo nos juntamos dos días antes de viajar a la Argentina", explicó Pato, que prometió una pronta mejoría.

"Cada día que pasa, estamos entrenando mejor. El gol no apareció contra Venezuela, pero no jugamos mal. Sólo no hicimos goles. Tenemos dos partidos para clasificar a octavos de final y habrá que trabajar muy fuerte porque Paraguay será un rival muy duro", agregó el delantero del Milan.

Pato tiene razón porque Paraguay llegará al partido del sábado con un candado defensivo impecable: en sus últimos cinco partidos (triunfos 2-0 ante Bolivia y Rumania, más tres 0-0 contra Bolivia, Ecuador y Chile), el equipo de Gerardo Martino no recibió goles, la palabra que siempre fue una fiesta para Brasil y ahora empieza a ser una obsesión.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 05:47
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 05:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'