Deportes

Andes Talleres: para alcanzar el cielo debió atravesar el infierno

El Matador sufrió muchísimo ante el CEC, pero luego de quedar al borde de la derrota pudo salir adelante y finalmente tocar la gloria con las manos."La ambición y la actitud nos dio el campeonato", señaló Abaurre. Mirá las fotos del festejo.

Sin dudas que Andes Talleres fue un justo campeón, porque a pesar de que tuvo tropiezos que casi derivan en una caída, nunca bajó los brazos gracias al afán de alcanzar la copa.

La locura de haberse consagrado como campeón del Apertura, se triplicó luego del arduo partido que debió disputar, porque estuvo al borde de perderlo todo. Es por eso que antes de alcanzar el cielo, el Matador debió atravesar el infierno.

Uno de los que puso el hombro y que se hizo cargo de un equipo golpeado anímicamente el entrenador Alejandro Abaurre. El Cachorro vivó como el duelo final como si hubiera sido un hincha de Talleres de toda la vida.

“Nosotros jugamos el partido como una final, sin embargo empezamos dormidos, ellos arrancaron muy bien, pero aprovechamos los errores de ellos y con mucho carácter pudimos revertir la situación”, comenzó Abaurre.

Luego agregó: “Nos sorprendieron desde el comienzo, ellos nos ganaron muy bien la mitad de la cancha y sacaron provecho de eso, pero nosotros después emparejamos las cosas, nos ordenamos un poco en el juego y en la cabeza y sacamos el partido adelante”.

Acerca de sus dirigidos, el Cachorro reconoció: “Yo por suerte cuento con un grupo que tiene grandes virtudes y son personas con muchísimas ganas y mucho carácter, eso se vio cuando tuvimos dos jugadores menos porque con mucha actitud y carácter lo aguantamos, es por eso que el mérito del campeonato es todo de los jugadores”.

“Este equipo está compuesto por muchos chicos y algunos de experiencia y se complementan bien, porque están las ganas y sobre todo la ambición que sin dudas fue lo que caracterizó a este equipo, pudimos jugar bien o mal algunos partidos, pero la ambición siempre estuvo”.

Sobre su futuro, el técnico campeón sostuvo que: “Ahora vamos a sentarnos a hablar con la dirigencia, esta es mi 3º incursión como técnico y tengo que agradecerle al grupo y a la dirigencia por todo lo que me han dado”.



Una de las figuras del partido fue Agustín Salfilippo, que aportó toda su experiencia a favor del fútbol y del juego, y sin dudas que dentro del grupo es el líder: “Esto es una alegría inmensa y estamos muy alegres por cómo se dio todo, gracias a Dios pudimos ganar la final y salir campeones”.

El capitán remarcó el duro trabajo que posibilitó la consagración: “Esto es una recompensa a nosotros, porque sufrimos mucho desde el inicio del torneo, no teníamos un técnico y veníamos de quedarnos afuera del TDI, así que nos merecíamos esta alegría”.
Claro que la revancha en el Torneo del Interior, será una deuda a saldar por el volante-delantero: “Ahora vamos a trabajar duro en este semestre para poder armarnos bien para el próximo TDI, mi intención es llegar a jugar en el Argentino B”.

Por su parte, el desequilibrante atacante Claudio Silva, fue uno de los artífices de la levantada Tallarín, aunque en la definición de los penales falló su disparo: “Cuando erré el penal se me vino todo el mundo abajo, pero fue increíble después como fuimos ganando confianza mientras se pateaban los penales y por suerte terminamos ganando”, confesó Silva.

En algunos lapsos del partido todo indicaba que el campeonato iba a quedar en manos del CEC, pero Silva aseguró que él nunca perdió la confianza: ”La verdad que no se nos tenía que escapar, porque contra Murialdo fue increíble lo que pasó, pero esta no se nos tenía que pasar, nunca perdí la fe de ganar, ni aún cuando perdíamos 3 a 0 y teníamos dos hombres menos”.

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 02:47
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 02:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia