Deportes

Alemania empezó su "lobby olímpico" en la boda real de Mónaco

El presidente germano, Christian Wulff, aprovechó el evento, llevado adelante en el principado, para postular a Munich como sede para los Juegos Olímpicos del 2018. En el lugar habían 50 miembros del Comité Olímpico Internacional.

Los candidatos afilan sus armas para la elección de la sede de los Juegos Olímpicos de invierno 2018: el presidente alemán, Christian Wulff, y otros miembros de la candidatura germana aprovecharon el sábado ya la boda real en Mónaco para hacer lobby a favor de Múnich.

Casi 50 miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) estaban en el acontecimiento del año en el principado. El jefe de la candidatura alemana, Thomas Bach, aprovechó junto con Wulff el aristocrático evento para promocionar las bondades de Múnich como potencial sede olímpica.

El príncipe Alberto II de Mónaco, miembro del COI desde 1985, gozó en su papel como anfitrión del barómetro previo a la Asamblea General del organismo en la sudafricana Durban, de donde saldrá la sede de los Juegos de invierno de 2018.

Favorita es la surcoreana Pyeongchang, seguida por Múnich. Más rezagada queda la candidatura de la francesa Annecy.

En Sudáfrica, la comitiva germana trabaja a contrarreloj para la presentación final. Representantes como la ex patinadora sobre hielo Katarina Witt preparan un programa de 45 minutos que apuesta por los factores emotivos además de los datos concretos de la candidatura.

"Vamos a entregarnos completamente, daremos todo. La candidatura es tan intensa como una elección política, sólo que dura más", comentó Michale Vesper, jefe del consejo de vigilancia de la candidatura muniquesa.

"Desde mi punto de vista todo va de maravilla", destacó Verena Bentele, ganadora de 12 oros en los Juegos Paralímpicos. Bentele presentará las prerrogativas de Múnich al lado de la esquiadora Maria Riesch y la miembro del COI Claudia Bokel.

Wulff llegará el martes a la metrópoli a orillas del océano Índico. La delegación surcoreana estará presidida por el presidente surcoreano, Lee Myung-bak.

El francés Nicolas Sarkozy no estará en cambio en Sudáfrica y limitó su trabajo por la candidatura a su visita a la boda monegasca. Se estima que Sarkozy prefiere evitar presenciar la prevista derrota de Annecy en Durban y que envía por ello sólo a su ministra de Deportes, Chantal Jouanno.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 23:36
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 23:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho