Dramática toma de rehenes: cuatro detenidos, entre ellos una mujer herida

Dos delincuentes fueron detenidos hoy luego de tomar como rehenes a tres personas, entre ellas un niño de cinco años, tras un frustrado intento de robo y tiroteo, en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Adelina.

Según el testimonio de una vecina, los sujetos habían asaltado a una mujer y su pequeño hijo, a los que llevaron como "escudos humanos" durante unas cuatro cuadras y se introdujeron con ellos en la vivienda donde también tomaron como rehenes a sus ocupantes.

Tras un enfrentamiento previo, la Policía había detenido a una mujer que resultó herida de un balazo en una de sus piernas y a una adolescente, sospechosas de integrar el grupo delictivo.

El incidente, la segunda toma de rehenes en la zona norte del Conurbano en menos de 12 horas, se produjo en Joaquín V. González y El Fortín, en el límite entre los distritos de San Isidro y Vicente López.

Todo se inició poco antes de las 9:00 en Pedernera y Ucrania cuando la mujer y su pequeño fueron asaltados, cerca de la vivienda a la que recientemente se mudaron.

El asalto fue advertido por un vecino, que dio avisó al teléfono de emergencia 911 y al lugar acudió un patrullero que se encontraba en las inmediaciones.

Los delincuentes, tras recorrer unas cuadra cuadras con los "escudos humanos", se introdujeron en un domicilio de Joaquìn V. González y El Fortín.

Tras derribar la puerta de la casa de una anciana de 83 años, los asaltantes golpearon a la hija, una mujer de unos 50 años, de un culatazo y encerraron en un baño a la dueña de casa.  "Yo intenté que no entraran porque estaba mi mamá, pero me insultaron y me pegaron", relató la mujer, que vive en una casa vecina.

Poco después, la casa, en la que quedaron de rehenes las tres mujeres y el niño, fue rodeada por una importante cantidad de efectivos de la Jefatura Policial del Conurbano Norte y enseguida llegaron policía del Grupo Especial Halcón.

Un vecino señaló que llamó por teléfono a la mujer, sin saber lo que ocurría, y fue atendido por uno de los delincuentes. El hombre, en declaraciones a la prensa, indicó que pudo entablar un diálogo con el asaltante, en la que el mismo se mostró "muy nervioso y dijo que la Policía lo quería matar".

Los captores, tras comprender que eran vanas las intenciones de escaparse, comenzaron a pedir garantías.

"Lo primero es lograr que tegan confianza en mi palabra y a partir de ahí, que baje el nivel de tensión en el que estaban para preservar la integridad tanto de los rehenes como de ellos", relató el jefe de los negociadores.

Finalmente, con la presencia de un fiscal del Departamento Judicial de San Isidro, y tras una hora y media de tensión, los delincuentes, dos jóvenes mayores de edad, liberaron a los rehenes y se entregaron a las autoridades.

De acuerdo con un jefe policial, "los dos asaltantes estaban provistos de armas de guerra".

Anoche, un grupo de ladrones entró a robar en un supermercado de origen chino, en el distrito de Tigre, y una vez que el lugar fue rodeado por la Policía, tomó a clientes, dueños y empleados como rehenes.

El incidente finalizó luego de unas tres horas y media de tensión, cuando los asaltantes se entregaron sin necesidad de acudir a la violencia. 
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 18:16
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 18:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia