Cancillería ratificó rechazo de documentación

En un insólito comunicado, la cartera que dirige Timerman confirmó que el 3 de mayo devolvió datos que había pedido Oyarbide sin mostrárselos. Luego hizo una serie de descalificaciones contra este diario sin desmentir la noticia de fondo. Expertos en derecho internacional consultados por este diario confirmaron que una vez que un gobierno aceptó un exhorto (un pedido de cooperación internacional) la ley señala que debe dejar que el juez a cargo decida si son suficientes o no los datos enviados

En un comunicado insólito en términos diplomáticos, la Cancillería confirmó ayer que rechazó una respuesta judicial suiza solicitada por el juez federal Norberto Oyarbide en la causa por el exhorto sobre Hugo Moyano.

Luego de una serie de descalificaciones personales contra el autor de esta nota, esa cartera dijo que “una primera respuesta aún incompleta , motivó un segundo pedido de información adicional”.

Así ratificó la información exclusiva revelada el viernes por Clarín en el sentido de que la Cancillería bloqueó el 3 de mayo una respuesta de Suiza para el juez (ver facsímil ).

Expertos en derecho internacional consultados por este diario confirmaron que una vez que un gobierno aceptó un exhorto (un pedido de cooperación internacional) la ley señala que debe dejar que el juez a cargo decida si son suficientes o no los datos enviados.

Los documentos de la causa por el exhorto que reveló este diario muestran claramente que Oyarbide le preguntó el 4 de mayo en una nota qué pasaba con la respuesta y que Cancillería le contestó que un día antes había rechazado por “insuficiente” un envío suizo que no llegó a manos del magistrado.

Además, lo único que había pedido Oyarbide a la fiscal suiza María Antonina Bido era una traducción de las “normas aplicables” , es decir de la ley contra el lavado de dinero en Suiza, no claves bancarias, testimonios o algo más complicado.

Oyarbide necesita esa ley en español para poder enviarle a Suiza fotocopias certificadas de las causas en que se investiga a Moyano y su entorno.

Como Suiza mandó su pedido de cooperación judicial el 8 de febrero ya prácticamente pasaron cinco meses sin enviarle esa documentación sobre un aliado clave del Gobierno.

Por esta protección política que le dio el canciller Héctor Timerman a Moyano ayer dirigentes de la oposición lo acusaron de estar obstruyendo la labor de la Justicia y pidieron que informe del caso en el Congreso.

El insólito comunicado de la Cancillería está titulado “Deconstruyendo una mentira de Clarín” como si esa cartera fuera una cátedra de semiología. Después de afirma que tiene la potestad de determinar “la admisibilidad de las solicitudes judiciales de terceros países”, lo que es cierto y este diario nunca puso en duda. La Cancillería ya había admitido la admisibilidad del exhorto con una nota que envió a la Cámara Federal porteña el 8 de marzo pasado con la firma del entonces Coordinador de Cooperación Internacional en Material Penal, Diego Martín Solernó.

Siete días después cuando el Centro de Información Judicial, que depende de la Corte, informó que Suiza había bloqueado una cuenta con 1,8 millones de dólares a nombre del presidente de Covelia, Ricardo Depresbiteris, y pedido informes sobre Moyano estalló el escándalo con el frustrado paro de camioneros incluido.

La nota en que la Cancillería comunicó el rechazo a Oyarbide no está más firmado por Solernó, sino por el secretario de Cooperación Internacional de la Cancillería y ex intendente de Concordia, Hernán Orduna, que la nota de ayer se preocupa por señalar que es obvio que depende de Timerman.

El comunicado insólito luego se encarga de desmentir otro tema de fondo: la información de este diario que decía que Timerman “se reunió” el 18 de marzo con el embajador suizo Johannes Matyassy, luego de que el sindicalista Julio Piumato se preguntó “¿Por qué no lo rechazó la Cancillería si hasta se expresa despectivamente de NK (por Néstor Kirchner)?” Es cierto, no se reunió sino se “comunicó ” para que aclarar que “no existe una investigación” contra Moyano, sino contra Depresbiteris. Basta con solo leer la “Información para La Prensa N° 112/11” de la Cancillería de esa fecha para corroborarlo.

“Si Clarín decidió abandonar el periodismo y convertirse en un folletín de cuentos breves debería aclararlo y entonces podríamos valorarlos por sus méritos literarios ya que los cuentos no se confirman”, dijo la Cancillería con pretensiones de ironía. Timerman podría haber contestado el jueves las preguntas de este autor en vez de responder hoy con chicanas.

www.clarin.com
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 02:38
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 02:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California