Deportes

Ni Messi, ni Tevez: de repente, el "Kun" Agüero

Con una de las ofensivas más potentes del mundo la selección nacional careció de poder cerca del arco rival. El yerno de Maradona evitó un duro golpe para la selección de Batista.

Leo Messi posó de mala gana con el premio de mejor jugador del partido que un patrocinador concedió a través de una encuesta a aficionados. La "Pulga" sabía que tras el empate 1-1 de Argentina ante Bolivia no lo merecía. Que le correspondía más al "Kun" Agüero o a Sergio Romero.

Y es que mientras Carlos Tevez, el "jugador del pueblo", y Messi, el mejor del mundo, rivalizaban la noche del viernes por ver quién de los dos se llevaba más aplausos en el estadio Único de La Plata, Sergio "Kun" Agüero se resguardaba del frío en el banquillo, de donde salió para salvar al menos un empate con ayuda del arquero Romero, que evitó el 2-0 de Bolivia en un mano a mano con Martins.

Del "Kun" parecía que todos se habían olvidado, algo que sólo puede suceder en la selección de Argentina, posiblemente el equipo con más poder de gol del mundo, lo que provoca que esperen su turno en la reserva Agüero, Gonzalo Higuaín, Angel di María y Diego Milito.

El debate lo acaparan Tevez y Messi. "Tevez +10", se leía en una de las pancartas del estadio. El diario "Clarín" en su página web replicaba "Messi +10" al analizar lo sucedido en el primer tiempo, donde la estrella del Barcelona fue el único factor de desequilibrio.

"¡Carlitos, Carlitos!", gritó el estadio a Tevez, estrella del Manchester City y con un ascendente mayor que el de Messi por su origen humilde, su historia de superación y sus éxitos con Boca Juniors.

También se quiere a Messi, pero con menos decibelios. Y aún más desapercibido pasa el despreocupado Agüero, que posiblemente protagonizará al final de la Copa América la mayor operación de la pretemporada en Europa. Ya dijo que se marcha del Atlético de Madrid. Espera club que lo quiera y pueda pagar por él. Real Madrid o Juventus podrían ser su destino.

Vaya donde vaya, el delantero de 23 años debe buscar la regularidad que complemente su talento. Con la albiceleste es ya una costumbre que ilusione cuando sale como revulsivo y decepcione tres días después como titular.

El yerno de Diego Maradona evitó el viernes un duro golpe para Sergio Batista, seleccionador albiceleste. Sentimientos ambivalentes quizás para el "Diez".

Batista recurrió al sonriente delantero en el minuto 65, cuando Argentía perdía por 1-0. Agüero se colocó la camiseta térmica interior blanca bien ceñida para aislarle del frío. Encima, la albiceleste. Saltó a la cancha cuando una ligera niebla caía ya sobre el césped. Cinco minutos después marcó el empate. Y pudo ser el héroe total si hubiera anotado un bonito remate con el exterior del pie.

Fiel a su estilo, aseguró que pese al empate, "no pasa nada". "Por suerte tuve la oportunidad de marcar. Lo hicimos lo mejor posible y no se pudo, pero falta un montón", señaló antes de disculpar la discreta actuación de Messi, en especial en el segundo tiempo, cuando más lo necesitaba su equipo.

"Vamos a respaldarlo", aseguró Agüero.

Ante el mal resultado, la duda es si Batista cambiará de nuevo sus planes y confiará en él en el ataque. Y si así ocurre, la duda entonces será saber si el "Kun" responde de inicio a las expectativas y se ofrece a los hinchas como otro ídolo al que venerar además de Messi y Tevez.

En juego está confirmarse con Argentina y convencer a uno de los grandes clubes de Europa de que vale los 45 millones de euros (65 millones de dólares) que el Atlético pide por él.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 19:28
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 19:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'