Deportes

Salir del último puesto, el primer objetivo para Perú

Si Perú no es el equipo sudamericano más flojo en la Copa América de Argentina ya habrá avanzado, porque la experiencia de quedar último en la pasada eliminatoria mundialista le significó al otrora elogiado fútbol "inca" su descenso al subsuelo.

Al "Mago" Sergio Markarián, el flamante seleccionador, no le gusta que lo apoden así, porque es demasiada responsabilidad y porque sus creencias religiosas lo alejan de cualquier arte oculta. Gústele o no, los peruanos necesitan la magia del experimentado uruguayo.

Llevado por una dirigencia carente de iniciativas que no vayan más allá de las triquiñuelas para perpetuarse, el fútbol del Perú ha caído por el tobogán en los últimos lustros. No hay cupo para el Perú desde el Mundial de España 1982. Tampoco ha habido actuaciones importantes en torneos regionales. Y en clubes todo se limita a un subtítulo en la Libertadores en 1996 con Sporting Cristal y un título en la Sudamericana para Cienciano en 2001.

Markarián, de 66 años y cuyo curriculum incluye a la selección de Paraguay y a dos de los clubes más fuertes del Perú, Universitario y Cristal, recibió el año pasado una papa caliente. Pero asumió el reto cuando había un clamor para que él fuera el elegido.

Su apuesta no es la Copa América: "Soñamos con hacer una buena eliminatoria, porque debemos tener claro que el principal objetivo es clasificar al Mundial de Brasil 2014", dijo. Aunque más tarde matizó: "No nos descarten (para pelear el título)". Sea como sea, la cita de Argentina es el primer gran paso en la pretensión mundialista.

Al Perú no le sobran estrellas y encima tuvo la la mala suerte de que el máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga alemana, Claudio Pizarro, quede ausente de la Copa por lesión. Los también "alemanes" Jefferson Farfán y Paolo Guerrero y el "italiano" Juan Manuel Vargas completan el pequeño grupo de élite, aunque todos estén en deuda con la selección.

Luego, con experiencias europeas menos notorias, emergen Alberto Rodríguez, Carlos Zambrano y Santiago Acasiete, de clubes de Portugal, Alemania y España, respectivamente. La experiencia de los restantes en alta competencia es más limitada.

"Si cada jugador da el máximo podemos ser un equipo competitivo", se entusiasma Markarián. "Hemos jugado amistosos sin tener en la cancha al equipo titular y pese a ello nos ha ido bien", destaca. En efecto, los juegos de preparación, sin ser brillantes, han mostrado un cuadro más sólido.

Las lesiones molestan. Pizarro, Guerrero y Vargas estuvieron ausentes buena parte del proceso. El primero quedó definitivamente fuera y con el último se están haciendo todos los esfuerzos para que pueda llegar. Para completar, Farfán quedó fuera en un largo trecho por indisciplina. Y el "Mago" necesita a esos referentes para armar su esquema.

"Estamos con muchas dificultades, pero les estamos poniendo el pecho. Somos valientes y creemos que tenemos recursos", comentó.

Markarián ha probado un 4-3-3 (a veces convertible en 3-4-3) que contraría los habituales 4-4-2 del Perú.

El dueño de la portería peruana en los últimos años, Leao Butrón, está lesionado desde hace meses. Para alivio de Markarián, las alternativas son buenas, con un Salomón Libman y un Raúl Fernández cada vez más sólidos.

En el fondo, Rodríguez, Acasiete y/o Zambrano aportan seguridad. En el medio, a la explosión de Vargas por izquierda se suma -más limitada- la de Giancarlo Carmona por derecha. Rinaldo Cruzado y Adán Balbín parecen los más posibles como centrales, aunque en caso de una necesidad más agresiva se dispondrá de Luis Ramírez.

La idea para arriba era un tridente Farfán-Pizarro-Guerrero. Con la lesión del "bombardero", se tendrá que recurrir a alguien de menos fogueo, como William Chiroque o Raúl Ruidíaz, quienes, a diferencia del lesionado, tienen más habilidad que potencia. También está la carta, prometedora pero inexperta, del juvenil André Carrillo, recien transferido a Sporting de Lisboa.

Arqueros que responden, defensas con cierta solidez y un par de delanteros de renombre. El tema puede pasar por el medio, sector muy importante para el Perú, porque sus limitaciones explican que los de arriba sean tan distintos a lo que son en sus clubes.

El tema anímico también juega en contra. Muchas veces se les vio a los peruanos entrar a la cancha con complejos, lo que se agrava si las cosas empiezan a salir mal. La ausencia de Pizarro será muy dañina para la fortaleza mental y todo puede empeorar si también falta Vargas, el otro gran líder motivador.

El Perú formará el Grupo C con Chile, México y Uruguay. En teoría, es claramente el más modesto. Pero en el banco habrá un "mago" y tal vez sus pócimas funcionen.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 10:09
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 10:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México