Deportes

El lockout pone en jaque a la NBA y desnuda fallas

Los dueños de los equipos y los jugadores no llegaron a un acuerdo por el reparto de ganancias. De no solucionarse, las figuras no jugaría los Juegos Olímpìcos al perder el seguro por lesiones. Además muchos deportistas podrían completar el año en las Ligas europeas.

La intransigencia entre dueños de equipos y jugadores ganó la partida y esta madrugada comenzó el paro laboral de la NBA, lo que pone en peligro el inicio de la temporada 2011-2012 del básquetbol estadounidense.

Ambas partes se retiraron ayer de la mesa de negociaciones sin llegar a un acuerdo en el aspecto fundamental: la repartición de las ganancias.

Durante el último encuentro, los jugadores hicieron una propuesta que no aceptaron los dueños de equipos, con lo cual fracasaron las conversaciones horas antes de expirar el acuerdo colectivo de trabajo.

El temido lockout o cierre patronal pone fin al convenio anterior de 2005 e interrumpe cualquier contacto entre la NBA y los jugadores, que incluye la firma de contratos, la adquisición de agentes libres y los beneficios del seguro.

Tampoco los jugadores reciben salarios durante el paro, porque la legislación laboral permite a los empleadores retener la compensación de sus empleados para que el bloqueo sea un arma efectiva en las negociaciones.

"Si se le pagara a los empleados durante un paro, tendrían menos incentivos para volver a la mesa para negociar", dijo Gabriel Feldman, profesor de derecho en Tulane Law School.

David Stern comisionado de la NBA, señaló que la liga se había quedado sin opciones y "con gran tristeza" recomendaría al comité de relaciones laborales decretar el cierre de las actividades.

Será el primer paro patronal desde la temporada 1998-1999 cuando se disputaron 50 partidos en la campaña regular y concluyó con el trofeo de los San Antonio Spurs.

Los dueños de los equipos insistieron en implantar un sistema de "topes salariales flexibles", pero los jugadores rechazaron los intentos de limitar sus salarios.

Stern había intentado presionar a los jugadores indicando que la oferta constituía la mejor oportunidad para evitar el paro, que afectará económicamente a las dos partes y al prestigio de la disciplina.

"Nosotros queremos seguir jugando, pero estamos muy decepcionados", dijo Bill Hunter, director ejecutivo de la asociación de jugadores (NBPA). "El reloj ahora está corriendo en contra de todos, pero los próximos días harán que tanto ellos como nosotros suavicemos las posiciones".

Según la NBA, los 22 equipos registraron pérdidas globales al final de la última temporada de 300 millones de dólares, algo de lo que duda la NBPA. La Liga quiere ahorrarse entre 700 y 800 millones en salarios, a lo que se niegan los profesionales, que ofrecieron renunciar a 500 millones en los próximos cinco años, demasiado poco según los jefes de los clubes.

La larga lista de conflictos laborales han formado parte de la NBA casi desde sus inicios. Los jugadores se organizaron en 1954 y tres años después la liga aceptó formalmente al sindicato. En 1964 la amenaza de una huelga en el All-Star Game forzó a la adopción de un plan de pensiones.

Tras fuertes disputas, las partes acordaron compartir los ingresos e instituir el tope salarial actual en 1983. En 1970 y 1987 los jugadores presentaron demandas antimonopolio en los tribunales.

La incertidumbre de las últimas semanas provocó que la Liga de verano de la NBA, con sede en las Vegas, haya sido cancelada.

Tampoco se habían programado los encuentros de pretemporada en Europa y ahora los jugadores deberán decidir si toman o no el riesgo de competir en los torneos clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ya que no estarán respaldados por los seguros contra lesiones de la NBA.

CLAVES DEL LOCKOUT

1.- Desde hoy, los jugadores NBA no tienen seguro médico. La curación de cualquier lesión corre a su cargo hasta que se reanude la actividad en la NBA.

2.- Para jugar en cualquier equipo fuera de la NBA, los jugadores requieren por tanto de un seguro, cuyo coste es mayor,cuanto mayores son los contratos. Las estrellas, con contratos anuales por encima de 15 millones de dólares, pueden suponer un desembolso muy importante, previo en todo caso al contrato laboral 'normal' de cobrar por jugar.

3.- Item más_ Si por cualquier cincunstancia, tras firmar los perceptivos contratos de seguro médico y de salario por jugar, un jugador con ficha alta en la NBA regresa a la competición USA cuando se reanude en malas condiciones físicas por lesión grave,  puede ver su contrato denunciado por no estar en perfectas condiciones físicas. Es decir, puede regresar curado, pero el club puede alegar que ' no está tan bien' como antes de la lesión.

4.- Si una vez tenidas en cuenta todas estas circunstancias, el jugador quiere jugar en Europa, lo normal es que sean de la clase media para abajo los que se decidan por la aventura europea, impulsados en muchos casos por la necesidad de asegurar fondos, ya que sus contratos en EEUU no son muy altos y han dejado de cobrar automáticamente la pasada madrugada.

¿Por qué hay Lock-out?

Sencillo. Los clubs quieren pagar menos, porque se han visto muy afectados por la crisis económica en general y su mala gestión en 22 de ellos. Asi de fácil. Lo que no lo va a ser es la solución.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 04:42
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 04:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México