Deportes

Loeb es el que manda, tras la segunda jornada de rally en Alemania

Sebastien Loeb (Citroën) fue el mejor, atrás llegó Marcus Gronholm (Ford), líder del Mundial, a 37,8 segundos de la cabeza, mientras François Duval (Citroën) líder tras el primer día, bajó a la tercera posición.

Sebastien Loeb (Citroën) alcanzó el liderazgo del rally de Alemania tras la disputa de la segunda etapa, donde marcó el mejor tiempo en tres de las ocho especiales. Tras el pentacampeón en la prueba germana se situó Marcus Gronholm (Ford), líder del Mundial, a 37,8 segundos de la cabeza, mientras François Duval (Citroën) líder tras el primer día, bajó a la tercera posición.

Con ocho tramos y 164 kilómetros cronometrados, la segunda etapa transcurrió por la zona militar de Baumholder, donde Loeb demostró conocer perfectamente este terreno en el que ha ganado ya en cinco ocasiones.

El día volvió a ser difícil para los pilotos, ya que la alternancia en las condiciones climáticas hacía muy difícil la elección de los neumáticos. El sol se alternaba con las nubes, al igual que el calor con la brisa fresca. Así, en un mismo tramo los pilotos se encontraba con zonas en donde el asfalto estaba caliente lo que les favorecía el agarre, y en otras donde estaba frío, y donde corrían riesgo de patinar.

La jornada finalizó con la sorprendente victoria de Chris Atkinson (Subaru) en la última especial. Loeb logró tres victorias en los tramos 8, 10 y 13, mientras que Gronholm sólo pudo hacerse con el noveno tramo.

Problemas de vibraciones para Pons
Xevi Pons (Subaru), que el viernes finalizó séptimo, no se encontró cómodo con el coche y perdió una posición superado por Petter Solberg, su compañero en Subaru, que lucha por una buena clasificación en el mundial de pilotos.

No tuvo un día fácil. No consiguió una puesta a punto óptima. Se quejó de las excesivas vibraciones y el subviraje del Impreza por lo que no pudo correr todo lo que le hubiera deseado.

Por otro lado, Dani Sordo (Citroën), que en la primera etapa se veía obligado a abandonar en la última especial cuando se encontraba cuarto en la tabla a 17 segundos del líder, no se pudo reincorporar al rally. Los mecánicos no le consiguieron arreglar el coche por lo que no podrá sumar puntos para su equipo.

Llegaba a Alemania con el alivio de dejar atrás las pruebas de tierra, pero cuando ocupaba el cuarto puesto y luchaba por la victoria, o al menos por repetir el segundo puesto de 2006, el motor se le paró y le impidió continuar.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|05:55
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|05:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes