Deportes

La NBA se encamina al paro por las negociaciones salariales

Los propietarios de la NBA impondrán un paro patronal después que las conversaciones del jueves terminaron sin un nuevo contrato colectivo en sustitución del actual, que vence al final de este día, dijo Billy Hunter, líder del sindicato de jugadores. La ronda de tres horas de conversaciones el jueves resultó infructuosa antes de que finalice el plazo en la medianoche, informó la NBA en su página web, y añadió que los propietarios "esperan" imponer el bloqueo patronal desde la madrugada del viernes.

"Los jugadores quieren seguir jugando al baloncesto y estamos muy decepcionados", dijo Hunter después que las conversaciones fracasaron.
  
La medida pone en peligro el desarrollo de la temporada 2011-2012 y envía a la NBA a un paro por primera vez desde la campaña 1998-99, reducida a sólo 50 juegos, la única ocasión en que la NBA entró en un paro laboral.
  
"Tratamos de evitar el bloqueo", dijo Matt Bonner, un jugador y miembro del comité ejecutivo del sindicato. "Lamentablemente no pudimos llegar a un acuerdo".
  
El paro deja en suspenso todos los negocios de la Liga, incluyendo los cambios entre equipos y las firmas de agentes libres, actividades que debían empezar el viernes.
  
Esta es la segunda liga profesional estadounidense que entra en paro laboral, luego del bloqueo establecido por los dueños de equipo de la NFL. El paro del football americano entra en su 107 día de vigencia sin que propietarios y jugadores hayan llegado a un acuerdo para el reparto de multimillonarias ganancias.
  
Actualmente la NFL y sus jugadores están enfrentados en un caso antimonopolio en la corte, un movimiento que la NBA puede copiar.
 
El comisionado de la NBA, David Stern, y otros dirigentes y propietarios de esa Liga se reunieron en vano el jueves con el director ejecutivo de la Unión NBA, Billy Hunter, el presidente del sindicato, el base Derek Fisher de Los Angeles Lakers y otros dos jugadores de la NBA.
  
Los dueños indican que 22 de los 30 equipos de la NBA están perdiendo dinero en sus operaciones, con pérdidas totales de 300 millones de dólares, por lo que no pueden acceder a las demandas de los jugadores.
  
Los propietarios quieren llegar a un tope salarial fijo en lugar del actual, que establece excepciones si un equipo quiere conseguir talentos, así como una reducción en la longitud y números de contratos garantizados.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:36
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes