¿Libros o videojuegos?: una defensa literaria

El escritor y periodista español Juan José Millás participó en una conferencia en la que afirmó que si ahora fuera joven "en lugar de tomar un libro para leer, habría empezado a jugar a los videojuegos", porque ambas acciones son actos de rebeldía frente al sistema.

El autor asimiló ambas aficiones como actos de rebeldía, ya que cuando él empezó a leer "la lectura estaba mal vista, era una actividad casi clandestina", del mismo modo que los videojuegos hoy en día "son vistos con preocupación por padres y profesores", por lo que entiende que los jóvenes se acerquen a esta afición.

En la conferencia "La cultura y el mundo digital, ¿un matrimonio complicado?", Millás  confesó su interés por el mundo del videojuego frente a su incapacidad por "encontrar una grieta por la que penetrar en él, quizá porque es un mundo muy narcisista que no te busca a ti, tú tienes que buscarlo".

Otra de las dificultades que ha encontrado el autor de "Lo que sé de los hombrecillos" para acercarse a los videojuegos es la "limitación de temáticas, que parecen reducirse a la acción y a la fantasía", algo que le molesta como usuario, "pero también como productor de historias" y espera que algún día cuenten con él para idear un argumento.

Millás lamentó que el sector siga siendo "un gigante oculto", sin apenas presencia en los medios de comunicación y que, cuando consigue una página en un periódico es en la sección de tecnología, "que es como si las críticas de libros aparecieran en la sección de imprenta".

"El problema de los videojuegos está en su propio nombre, que al llamarse juego tiene la connotación peyorativa de que se limita al entretenimiento mientras que los libros son entretenimiento y conocimiento, algo que se debería extender también a esta forma de ocio", defendió

En la conferencia participó también el cantante Miguel Bosé quien abordó la parte musical de las producciones de videojuegos que "seguro que pronto son reconocidas en premios como los Grammy".

Para el cantante, las bandas sonoras "construyen un acto dramático" difícil de componer, por lo que cree que hoy no está preparado para afrontar el reto de crear los acompañamientos musicales de un videojuego, aunque es algo que no descarta de cara al futuro.

Bosé reconoció que nunca ha jugado a un videojuego, pero cree que con su "nueva situación familiar" -en referencia a su reciente paternidad- es hora de entrenarse.

Otro de los ponentes fue el creador de la saga "Comandos", Gonzo Suárez, quien destacó el "nivel de captación de los videojuegos", superior, según dijo, al de libros y música, pero que paradójicamente, y pese a que cada vez cuenta con un público más amplio "es un fenómeno que vive todavía en la opacidad".

Fuente: EFE
Opiniones (1)
11 de Diciembre de 2016|10:48
2
ERROR
11 de Diciembre de 2016|10:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. O sea que si se dijiera que los videojuegos son algo que esta visto como bueno... no se interectuaría con los videojuegos ?? Como dice JJ Millás: El problema de los videojuegos está en su propio nombre. Deberían llamarse "simuladores"... tal vez en un principio uno "jugaba" con Mario Bros. etc... pero ahora existe una "historia" en estos "video juegos " y hasta se puede aprender o adquirir algun conocimiento en algunos. Además, en vez de leer un cuento de Harry Potter yo tal véz interectuaría con un "videojuego" de Harry Potter... En ambos casos nuestra imaginación entra en "juego" je
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic