Por cada $2 que gana una familia asalariada, $1 se va en impuestos

La carga tributaria legal (si pagaras en tiempo y forma todos los impuestos, cargas y tasas) va del 46,4% al 50,4% del ingreso asalariado total de las familias argentinas al 2011. En tiempo, un trabajador asalariado formal deberá trabajar este año para el Estado entre unos 170 y 184 días para cumplir con el pago de impuestos

Es sabido que cada vez que compramos alimentos, echamos nafta en el auto, compramos ropa y hasta cuando pagamos las boletas por servicios como la luz y el agua, cada familia paga impuestos nacionales, provinciales y hasta tasas municipales. Todo lo que sumado forma lo que se llama presión tributaria sobre los ingresos de las personas. Dinero que en vez de destinarse al ahorro o al consumo, va al Estado para financiar su funcionamiento y la prestación de servicios básicos como salud, educación, seguridad, justicia.

Pero más allá de la teoría, te has preguntado si sumaras todos los impuestos que pagas a diario cuánto dinero esto sumaría. Y lo que es más significativo, ¿cuánto de tu ingreso total se va en impuestos? Te sorprendería saberlo.

La carga tributaria legal (si pagaras en tiempo y forma todos los impuestos, cargas y tasas) va del 46,4% al 50,4% del ingreso asalariado total de las familias argentinas al 2011. Esto marca que por cada $2 que gana cada familia, $1 se va en el pago de impuestos.

Y este porcentaje, además de por sí mismo ser alto, marca un aumento en relación a la presión impositiva sobre el salario vigente en el 2010, cuando iba del 46,4% al 49,2% del ingreso total de las familias, ya sea porque se subieron alícuotas como las de Ingresos Brutos o no se ajustaron lo suficiente teniendo en cuenta las inflación, como pasa con el Impuesto a las Ganancias. Los datos surgen de una investigación realizada por los economistas Nadin Argañaraz, Ariel Barraud, Sofía Devalle y Andrés Mir del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).



Metodología
Para llegar a estas conclusiones, el estudio del Iaraf definió cuatro grupos hipotéticos de familias con diferentes ingresos salariales y estimó la carga impositiva a partir de la estructura de alícuotas vigente en promedio para los distintos tributos nacionales, provinciales y municipales. Todo proyectado para el 2011, ajustes salariales y suba de impuestos incluida.

Así es como el estudio toma como base cuatro niveles de ingresos posibles para una familia tipo de cuatro integrantes en la Argentina, que reciben al mes de $4.914, $10.647, $16.380 y $24.570 al mes.

Para el primer tramo de ingreso bajo estudio, se supone que la familia alquila un departamento céntrico de dos dormitorios y que no paga el impuesto al automotor porque no tiene auto.

Para el segundo tramo de ingreso, se asume que la familia alquila una vivienda en un barrio más alejado del centro y que posee un automóvil chico usado. En el tercer tramo, la familia vive en un barrio de mayor poder adquisitivo y posee un auto mediano relativamente nuevo. Para el último tramo, se consideró una vivienda en un barrio privado, con dos autos, uno mediano y uno chico.

En todos los casos, se toma como ingreso el salario, más el proporcional del aguinaldo dividido en 12 meses y se suman las cargas patronales que paga el empleador, ya que se considera que todo el salario, incluidos los aportes, es lo que el empresario está dispuesto a pagar por el trabajo realizado.

El razonamiento práctico es el siguiente, destacan desde el Iaraf: “el sueldo bruto de un empleado más las contribuciones a la seguridad social es el costo laboral total que el empleador está dispuesto a pagar por los servicios laborales de dicho trabajador, y sería en definitiva el salario que estaría dispuesto a pagarle directamente en caso de no existir las cargas que pesan sobre el trabajo”.

Considerando que los ingresos económicos de las familias pueden tener como destino el consumo, el ahorro o el pago de impuestos, el objetivo del trabajo es contar con una estimación de qué porcentaje deja de cobrar una familia por el hecho de existir diferentes tributos sobre los ingresos y el gasto. Y también este estudio da una idea de cuánto aportan los asalariados formales al Estado para el financiamiento de los servicios públicos.

Carga en días
Para hacer más gráfica la carga impositiva que pesa sobre los asalariados formales de la Argentina, desde el Iaraf calcularon en cantidad de días lo que las familias tienen que trabajar para pagar todos sus impuestos.


Un trabajador asalariado formal en Argentina deberá trabajar, dependiendo de su ingreso, entre 170 y 184 días para el Estado en 2011, con lo cual el “Día de la Liberación” de Impuestos se ubica entre el 19 de junio y el 3 de julio, en función de cuáles sean sus ingresos (y siempre teniendo en cuenta que se está hablando de la carga tributaria legal). Si se lo compara con el año pasado, el periodo era entre el 17 y el 29 de junio. Es decir que se incrementó algo más la presión sobre las familias de mayores ingresos en los casos considerados.

En cuanto a la composición de la carga por impuesto, evidentemente que el ámbito nacional es el que participa con la mayor proporción de tributos, dentro de la cual se destacan los impuestos previsionales y el IVA. Como era de esperar, Ganancias tiene mayor preponderancia en los niveles de ingresos más elevados.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 14:53
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 14:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial