27 heridos después del descenso de River Plate

Después del empate frente a Belgrano que condenó a River a jugar el Nacional B, los hinchas generaron un caos en las inmediaciones del Estadio.

El barrio de Nuñez es un caos , hay escenas de violencia a la salida del Estadio y la Policía está reprimiendo para alejar a la gente. Los incidentes comenzaron en El Monumental, sobre el final del partido. Con el pitazo final de Pezzotta, los fanáticos desataron su ira, rompieron vidrios del club y arrojaron piedras al césped. En la calle, los hinchas "millonarios" incendiaron basura y se enfrentan a la policía.

Piedras, palazos, y objetos contundentes. Todo se resume en una palabra: bronca. El desconcierto por el descenso se apoderó de los hinchas de River que explotaron y rompieron todo lo que encontraban a su alrededor. Los otros, los más sensatos, se quedaron lamentando su suerte en El Monumental, con el llanto como la única vía para liberar su desolación.


Un grupo de hinchas fueron al playón del Monumental y comenzaron a romper vidrios. Los hinchas avanzaron rompiendo todo a su paso. Destrozaron paredes en búsqueda de más proyectiles.

A medida que este grueso iba saliendo, chocaron con los grupos de infantería, quienes trataron de parar el avance de los violentos. Las piedras son un lluvia constante por los aires caldeados de Nuñez que sigue sin asimilar el descenso a la B Nacional.

Cientos de hinchas de River Plate se enfrentaron a piedrazos con la policía en los alrededores del estadio Monumental tras el descenso consumado ante Belgrano que hundió al club millonario y lo mandó a la segunda división del fútbol argentino.

En medio de la frustración por el resultado, cientos de simpatizantes de River descargaron su impotencia contra la policía que contuvo a los manifestantes a fuerza de chorros de agua de camiones hidrantes que rodearon el estadio y la intervención de la policía montada.

Otro grupo de hinchas lograron superar el vallado de seguridad y causaron destrozos en el hall central del club, debajo de la platea San Martín. También destruyeron un móvil de Crónica TV y rompieron a piedrazos puertas de vidrio de ingreso al club.

Unos 2.200 policías fueron asignados a la seguridad en la prevención de incidentes para un partido al que asistieron más de 50.000 personas.

En su huida del lugar grupos de hinchas destrozaron un móvil policial y encendieron fuego en contenedores de basura en medio de corridas.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 05:49
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 05:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial