Llegan a Chubut los dos militares detenidos por la Masacre de Trelew

Se espera para hoy el arribo del ex capitán de navío Rubén Norberto Paccagnini y el ex capitán de fragata Emilio Jorge Del Real, procedentes de la Capital Federal donde fueron apresados este sábado. Están acusados del secuestro, tortura y asesinato de 16 militantes de agrupaciones de izquierda, ocurridas en 1972.

El juzgado federal de Rawson espera para este lunes el arribo de dos de los cinco militares imputados por la Masacre de Trelew, que fueron detenidos el sábado en sus domicilios particulares de la Capital Federal.

Así lo confirmó a Télam el secretario Penal de los tribunales locales, Mariano Miquelarena, quien sostuvo que "hoy estarán llegando los dos detenidos, a quienes se les impondrá los cargos por los hechos investigados, aunque lo más probable es que hoy (por este lunes) no declaren y sí mañana".

Uno de los detenidos es Rubén Norberto Paccagnini, de 81 años, quien ocupaba la jerarquía de capitán de navío cuando se produjeron los hechos en agosto de 1972 y era el jefe de la base "Almirante Zar", donde se acribillaron a 19 militantes de agrupaciones de izquierda detenidos allí, 16 de los cuales murieron en el acto.

"Es importante el testimonio de Paccagnini porque el era el principal responsable de la base cuando se produjeron los hechos que se investigan", explicó Miquelarena, quien reconoció que el juzgado local, a cargo del juez Hugo Sastre, trabajó durante todo el fin de semana ultimando los detalles del traslado.

El otro detenido fue Emilio Jorge Del Real, de 73 años, quien entonces tenía el rango de capitán de fragata y, de acuerdo a los testimonios, habría estado en el escenario de la balacera cuando esta se produjo.

Miquelarena aseguró que "se están tomando todas las medidas de seguridad para que las personas puedan declarar y evitar que sean víctimas tanto de quienes puedan tener odios por lo ocurrido como por quienes pudieran querer silenciarlo".

"Por eso se los detuvo y se los alojó en el edificio Centinela, para que exista absoluta seguridad y se montó un dispositivo de absoluto control para el traslado desde la Capital Federal a nuestra provincia", explicó Miquelarena.

Ambos detenidos sufren problemas de salud, ya que Paccagnini padece cáncer y debe ser asistido médicamente, y Del Real tiene amputada una pierna, lo cual hace que se busque un lugar apropiado para la detención que todavía no está definido.

Miquelarena advirtió que "esto recién empieza desde lo procesal, ya que ahora habrá que determinar las responsabilidades en una causa que es muy compleja y que debimos reconstruir totalmente porque no había absolutamente nada, aunque ahora tenemos encaminada la investigación".

Sobre esto último, el secretario penal del juzgado federal de Rawson reconoció que "la causa en principio la tuvo un juez, pero después le quitaron la competencia y pasó al fuero militar, donde desapareció todo lo actuado. No había ni una hoja escrita en esta causa porque todo desapareció", acotó.

Por eso, cuando el juzgado que conduce Sastre desde julio de 2006 se abocó a investigar esta causa se encuentra con que ni siquiera estaba el listado de las personas que prestaron revista en el Batallón de Infantería 4 donde se gestó y ejecutó la matanza dentro de la base.

Ese batallón estaba conducido en su momento por el capitán Luis Emilio Sosa, tercero en la línea de mandos de la base y autor, junto con el teniente Roberto Guillermo Bravo, de la matanza, según señalan los más de 300 testimonios que se colectaron.

Hay un quinto involucrado con pedido de captura que fue localizado en los Estados Unidos y es Carlos Amadeo Marandino, ex cabo primero en esa época, quien cuenta con pasaje para regresar a la Argentina esta martes, aunque "no sabemos si lo hará", reconoció Miquelarena.

A los mencionados hay que agregar a Raúl Alberto Herrera, vinculado por los testimonios que se recogieron, pero fallecido hace varios años, según está acreditado en el juzgado federal local.

La causa, que hasta hace dos semanas decía ambiguamente en su tapa "N.N.-denuncia" tomó un nuevo impulso y el pedido de capturas se hizo efectivo tras la recaratulación actual que indica: "Luis Emilio Sosa, Roberto Guillermo Bravo y otros, presuntos autores de privación ilegítima de la libertad, torturas (19 hechos), homicidio doblemente agravado (16 hechos) y tres tentativas de homicidio".

En la Masacre de Trelew murieron los militantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Carlos Alberto Astudillo, Alfredo Elías Kohon y María Angélica Sabelli,

También perecieron los militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo Rubén Pedro Bonet, Eduardo Adolfo Capello, Mario Emilio Delfino, Alberto Carlos del Rey, Clarisa Rosa Lea Place, José Ricardo Mena, Miguel Angel Polti, Ana María Villarreal de Santucho, Humberto Segundo Suarez, Humberto Adrián Toschi y Jorge Alejandro Ulla.

La lista de las víctimas fatales se completa con los militantes de la organización Montoneros Susana Graciela Lesgart de Yofre y Mario Pujadas.

A la balacera sobrevivieron Alberto Miguel Camps, María Antonia Berger y Ricardo René Haidar (todos desaparecidos sobre fines de la década del ’70), quienes alcanzaron a relatar lo que se produjo en el interior de la zona de calabozos.

La versión castrense en su momento indicó que las muertes se produjeron por un enfrentamiento armado en un intento de fuga, similar al que habían protagonizado una semana antes en el penal de Rawson, aunque esa teoría resultó inverosímil.
 
Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 13:15
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 13:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia