Deportes

La fórmula de Batista para ganar la Copa: ¿Messi y diez más?

Desde que el presidente de la AFA, Julio Grondona, confirmó a Sergio Batista como seleccionador argentino, el "Checho" trató de contagiar, tanto a jugadores como hinchas, un mismo libreto con el que ahora intentará recuperar la Copa América, que lo esquiva hace 18 años.

"Cada equipo tiene una identidad y ello se logra con buenos jugadores. Ojalá que la Selección puede jugar como el Barcelona", fue el deseo que Batista exteriorizó en una entrevista publicada en febrero pasado.
  
El primer paso de la profecía ya lo cumplió el destino, que hizo nacer en nuestras tierras a Lionel Messi, Carlos Tevez, Javier Mascherano, Javier Zanetti y tantos otros que hoy, en el predio de la AFA en Ezeiza, juegan sus últimas fichas para quedar en la lista definitiva para la Copa América.
  
Tevez fue relegado a un segundo plano.
El otro 50 por ciento radicará en la capacidad de "Checho" de poder inculcar su idea, que respeta aún en los peores momentos de un determinado partido, como fue el 0-4 en tierras nigerianas.
  
Pero, ¿qué hace el Barcelona que tendrá que demostrar la Selección?. De atrás para adelante, el conjunto argentino deberá tener una solidez defensiva que permita desplegarse en ataque, hacer muy bien los relevos y que los laterales participen activamente del juego.
  
Con Nicolás Burdisso y Gabriel Milito como Puyol-Piqué Batista pretende que sean la voz de mando que acomode las fichas. El central que justamente juega en el conjunto de Catalunya ya dio su muestra de liderazgo en el amistoso de Albania, donde gracias al poco aliento que surgió de las tribunas, se pudieron escuchar claramente sus gritos.
  
Marcos Rojo será una constante opción por la izquierda, aunque aún debe saber leer los momentos en los cuales tiene que "escalar" la banda, hacerlo por sorpresa, y no superponerse con la ubicación de Angel Di María.
  
Javier Zanetti, seguramente en el último torneo oficial con la camiseta albiceleste -más allá de poder jugar algún encuentro enlas Eliminatorias , brindará su profesionalismo dentro y fuera de la cancha e intentará sumarse al ataque, pese a que con Albania estuvo bastante contenido.
  
Mascherano, el "motorcito" del mediocampo argentino y otro del "Barca", estará bien pegado a los centrales y tendrá bajo su responsabilidad la "temporarización" de la jugada: cuando el equipo pierda la pelota tratará de tapar las opciones de pase al rival para dar tiempo a sus compañeros de regresar a posición defensiva.
  
Para tener en cuenta también que el ex River cumplió con creces en los últimos partidos en el Barcelona la función de central, incluso en la final de la Champions League contra la potencia de Rooney y el Manchester United.
  
Ever Banega y Esteban Cambiasso serán los directores de esta orquesta, marcarán el tempo y el paso del equipo, monopolizando el manejo de la pelota y, salvando las distancias, serán el tándem Xavi-Iniesta que Pep Guardiola exhibe en el conjunto catalán.
  
Banega fue el más movedizo y preciso en la goleada ante Albania, fue el socio principal de Messi -otro de los deseos de "Checho" y quizás perdió mucho la falta de apoyo de Biglia.
  
Cambiasso es mucho más vertical y suele terminar las jugadas en posición de "9", sorprendiendo a la defensa rival, y tratando al igual que Rojo, de no chocar con Di María.
  
Y el tridente ofensivo está de para bienes y con recambio de sobra. "Ahora tengo que ver a quién poner", admitió un resignado Batista el lunes pasado, consumada la victoria ante Albania y luego de haber escuchado el veredicto de la gente para con Carlos Tevez, el "jugador del pueblo".
  
Di María-Messi-Lavezzi es la fórmula de cabecera del DT argentino y en el que logra la explosión que necesita en los últimos metros un equipo que buscará mantener en todo momento el dominio de la pelota.
  
La justa dosis de posesión y profundidad, ésa es la necesidad de este conjunto albiceleste, que deberá reconocer el instante de "explotar" y atacar el arco rival.
  
Dentro de este contexto, Di María es quien más dudas genera, no encuentra su lugar y en ningún momento pudo hacer uso de su innegable habilidad. Por eso la incógnita sobre Carlos Tevez, que ingresó el otro día en el segundo tiempo y coronó una buena actuación con un tanto.
  
Messi es Messi y todo lo que se pueda escribir está de más.
  
Uno de los jugadores "fetiches" de Batista es Lavezzi, que con
su potencia y velocidad llena el curriculum para ser el socio de
"Lio".
  
Con esta idea no es necesario, al menos en la cabeza de "Checho", un "9" definido dentro del área, como tampoco lo tiene el Barcelona.
  
Prueba de ello es que en el amistoso contra Albania, ni Diego Milito ni Gonzalo Higuaín tuvieron minutos pero sí Sergio Agüero, otro "chiquitín" con velocidad para ir por afuera.
  
Los tres delanteros, además, tendrán la responsabilidad de comenzar a ejercer la presión para recuperar rápidamente el balón, donde Banega y Cambiasso serán la fuerza de choque y Mascherano la rueda del auxilio en caso de que la primera línea falle.
  
Batista tiene todo claro, en el búnker argentino de Ezeiza se teje una idea, mezcla de ilusión y ansiedad, con la que la Selección tratará de volver a meterse en los corazones de los hinchas tras el dolor por la eliminación en Sudáfrica.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 08:20
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 08:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho