Fin de semana duro para el Cruce Sanmartiniano

El frío del sábado por la noche fue una de las grandes complicaciones para los deportistas y periodistas que se encuentran realizando la travesía por alta montaña. Según relataron, nevó y corrieron grandes ráfagas de viento blanco. Además una mula de carga desbarrancó y murió, preocupando a los aventureros.

Durante el fin de semana se llegó a la parte más alta del recorrido del Cruce Sanmartiniano a 4.900 metro de altura. Fue allí cuando también aparecieron las complicaciones para los participantes de la edición recibieron el frío viento blanco de alta montaña. “Todo sazonado con la sensación de estar abandonados a la brutal fuerza de la naturaleza en medio de la imponente cordillera”, destacaron en el diario Diario de Cuyo.

A pesar de los obstáculos meteorológicos, el grupo de la expedición continúa cumpliendo con el cronograma resistiendo las temperaturas bajo cero, y los fuertes vientos.

“Al anochecer del sábado, con el frío metido en todo el cuerpo, fue milagroso ver a los gendarmes esperando a la columna con sopaipillas y un asado caliente en Alto Las Frías”, dijeron los concursantes al diario.

Sin embargo, la altura y el frío se hizo notar, y no todos pudieron saborear las comidas, algunos periodistas empezaron con los dolores de cabeza propios del apunamiento al bajar de sus mulas. En tanto, los que se encontraban más preparados, luego de la cena, pudieron continuar con una noche de festejos, por haber llegado hasta allí, y a pesar de los dedos fríos se hicieron sonar las armonías de la guitarra.

Según relataron, la jornada terminó a las 22.30, cuando todos se refugiaron en sus carpas. Pero la mañana tuvo lo que todos esperaban, un sol radiante y el fin de las tormentas para continuar con el camino del Cruce Sanmartiniano.

Accidente

No siempre son los autos y colectivos los que tienen los accidentes en alta montaña. En sábado, una mula, preparada y nacida para la montaña, se desbarrancó y murió en el camino. El animal no llevaba ningún viajero, era sólo de carga, de bolsos y provisiones.

“Fue imposible no pensar que lo mismo podría sucederle a cualquiera de las mulas sobre las que viaja cada uno de los participantes”, destacaron los aventureros.

 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:36
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes