Deportes

Nueva Chicago, el club de fútbol donde manda la inseguridad

El plantel futbolístico de Nueva Chicago debió soportar, además de la caída en la final del Reducido de la B Metropolitana, un asalto perpetrado por una facción de su propia hinchada. Todo ocurrió cuando el ómnibus que llevaba de regreso a la delegación desde Defensores de Belgrano a La Candela, fue rodeado en el camino de Cintura por un grupo de forajidos.

Según denunció el presidente del club, Gustavo Lacanna, el ómnibus fue custodiado por la Policía Federal desde el Bajo Belgrano hasta Avenida General Paz y Crovara.
  
Pero al acercarse a La Candela (el predio de San Justo que antaño era de Boca), fue rodeado por miembros del grupo "Las Antenas", facción de la hinchada enfrentado con el de Los Perales.
  
Según el dirigente, varios portaban armas de fuego con las que amenazaron a quienes iban en el ómnibus, entre ellos la esposa del director técnico, Mario Finarolli.
  
Lo que sorprendió a Lacanna es que la policía no actuó a pesar de que había sido alertada y de que un patrullero estaba a cien metros del lugar.
  
En un hecho acaecido en la noche del domingo, los ladrones vaciaron las bauleras y se quedaron con la indumentaria deportiva, pero también se llevaron camperas de los juveniles que iban dentro del rodado.
  
Un hecho curioso es que se llevaron todos los botines pero posteriormente los devolvieron.
  
Ahora el presidente no quiere celebrar el Centenario, una fiesta que estaba programada para el 2 de julio y a la que iban a asistir unos 25 mil hinchas.
  
"Chicago está gastando un millón de pesos por año en seguridad", se quejó el directivo, quien también se esfuerza por retener al cuerpo técnico y jugadores que quieren dejar el club ante la inseguridad que los acecha.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:10
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes