El fútbol se limpió un poquito.

No es ahora el fútbol argentino un jardín de rosas, ni un Edén con ingreso prohibido para almas errantes, seguramente. Pero evidentemente esta definición, electrizantes y cambiante hasta el minuto final, lo limpia un poquito.

Ahí están River en la Promoción y Quilmes otra vez en la B Nacional. Ahí están Huracán y Gimnasia envueltos en una final mano a mano, igualados en la pobreza, listos para definir en 90 minutos quién se queda un ratito más y quién agarra el bolso ahora mismo. Ahí está Olimpo, abollado por los cascotazos a los que lo sometió su rival, pero feliz porque estará otro año en Primera. Ahí está Tigre, gris, con su puntito que le garantiza la continuidad en la máxima categoría. Y ahí está la lección para todo el coro de llorones del fútbol argentino que taladraron los tímpanos con quejas, denuncias de complots, arreglos bajo la mesa, gentilezas por amistades, incentivaciones y sobornos, devoluciones de favores, arreglos en la AFA, complicidades con las designaciones, sospechas sobre los asistentes…

No es ahora el fútbol argentino un jardín de rosas, ni un Edén con ingreso prohibido para almas errantes, seguramente. Pero evidentemente esta definición, electrizantes y cambiante hasta el minuto final, lo limpia un poquito. A los especialistas en conspiraciones se les cayeron todas las teorías en efecto dominó. Si River compró el partido, al árbitro o los líneas, para olvidarse al fin de todo, se ve que el pago no se acreditó en tiempo y forma. Cellay derrumbó la especulación de la entrega de puntos de Boca a Gimnasia, con Guillermo y Palermo como nexo, y revivió a un Huracán que ya lloraba su descenso. Independiente demostró que no le hacía falta arquero para jugar con el Globo. Quilmes acorraló a Olimpo y buscó el gol incluso hasta cuando el empate sólo le servía para salvar a River. Y Tigre aprovechó un descuido de Argentinos para llevarse un punto de La Paternal que al Bicho lo puede dejar sin Sudamericana.

“Lo disimularon bien”, dirán los que ven una travesura en cada esquina. Ellos, especialistas en confabulaciones, siempre se las arreglan para salvar un puntito.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 18:46
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 18:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María