Deportes

La guerra Riquelme vs. Guillermo, tendrá su última batalla

El Gimnasia-Boca del sábado definirá un descenso en un clima de tensión: Riquelme puede sentenciar la desgracia de Barros Schelotto, con quien no se habla desde hace más de diez años. Será también la despedida definitiva de Palermo, amigo del "Mellizo" pero poco querido en El Bosque.


Después de recibir una emotiva despedida en La Bombonera, Martín Palermo ratificó su compromiso con Boca y decidió retirarse en una situación más que incómoda: lo hará en El Bosque, terreno hostil si conoce y ante el verdadero rival de toda la vida, Gimnasia.
 
Y, como si fuera poco, tendrá enfrente a Guillermo Barros Schelotto, el amigo que busca evitar el descenso en su retiro; y a su lado, con la misma camiseta, al compañero con el que más le tocó convivir, Juan Román Riquelme, el hombre que a su vez vuelve al equipo para darle el último empujón al "Mellizo", otro con el que no se llevó bien durante la mayor parte de su estadía en el club de la Ribera.
 
Sí, mucho morbo para una definición en la que "El Lobo" pena ante la amargura de su último gran ídolo, el que regresó para dar una mano y hoy sufre a la par de los más nuevos. El que no logrará la heroica si Gimnasia padece el peor final: el del descenso directo.
 
Para eso deberá ganarle a un Boca que también buscará su milagro, el de entrar ala Copa Sudamericana. Una posibilidad más remota es sacar un punto el sábado y esperar una derrota de Huracán ante Independiente para forzar un desempate con "El Globo", pero para eso Quilmes no debería ganarle a Olimpo en su cancha.
 
En el medio de tantas cuentas, aparece en escena Riquelme, el que se quiere vestir de villano. Hace más de diez años que no se llevan bien. La historia más conocida cuenta que Guillermo se enojó con Riquelme en la final dela Intercontinental 2000 frente al Real Madrid. Ese día lo vio desde el banco porque el titular fue Marcelo Delgado, amigo del número 10…
 
Después de aquel episodio, ganaron juntos dos "grandes" más: las Libertadores de 2001 y 2007. Sin embargo, lo consiguieron sin hablarse, ambos en la trinchera de un vestuario dividido. En total, el delantero cosechó 16 títulos con la camiseta de Boca, contra los 9 del enganche.
 
En diciembre del año pasado, se cruzaron por última vez en los micrófonos, pero sin estar frente a frente. "No puedo analizar el nivel de Riquelme porque en el último tiempo se viene lesionando mucho. Habría que encontrar el motivo", había deslizado Barros Schelotto en una entrevista. La respuesta no tardó en llegar: "No me pareció bien lo que dijo Guillermo porque sólo tuve una lesión de rodilla. No me desgarré siete veces en un año. Con él tengo una relación normal pero cuando opina debería tener un poco más de cuidado".
 
Existieron otras dos batallas que ganó Román, cuando le bajó el pulgar al desembarco de Guillermo como técnico "xeneize", en 2007 y 2010.

Fuente: Infobae.com

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 11:13
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 11:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'