La Presidente confesó que perdió un hijo

Cristina Kirchner contó que en el año 1984 perdió un embarazo de seis meses y advirtió que recién después de que logró dejar de fumar pudo volver a ser mamá de Florencia, su hija menor. También confió que Néstor Kirchner llegó a fumar cuatro atados por día y contó pormenores hasta hoy desconocidos de la pareja. Las palabras de Cristina Kirchner formaron parte de la promulgación de la ley antitabaco, una norma para que Argentina sea un país mejor, según expresó

Cristina Kirchner sorprendió ayer por la tarde a propios y extraños al relatar durante un acto público en Casa Rosada que en el año 1984 perdió un embarazo de seis meses.

"Yo perdí un varón en el año 1984 y después intenté durante cinco años volver a quedar embarazada. Dejé de fumar en 1988 y meses después quedé embarazada de mi hija Florencia. No sé si habrá tenido que ver, pero está en la estadística de probabilidades", confió la mandataria en el Salón de Mujeres Argentinas.

Las palabras de Cristina Kirchner formaron parte de la promulgación de la ley antitabaco, a la que calificó como una norma que hará de la Argentina "un país más saludable y mejor".

La mandataria recordó que ella dejó el cigarrillo un 31 de diciembre de 1988, a las 12, por recomendación del actual ministro de Planificación, Julio De Vido.

"Ese mismo día me fumé uno atrás del otro, y a partir de allí nunca más toqué un cigarrillo en mi vida", confió.

Y prosiguió: "Todos apostaban a que no iba a aguantar, estábamos en la previa de una campaña electoral... Pero siempre que me he puesto un objetivo nunca me desvié".

Según relató, a Néstor Kirchner le costó cuatro años más "dejar el vicio". "Él no tragaba el humo, lo expedía todo... Vivía envuelto en humo, con los dedos amarillos y el olor a la ropa", recordó.

También contó que Alicia Kirchner, hermana del ex presidente, fue la primera integrante de la familia en dejar el tabaco. "Llegó a fumar tres atados por día", describió luego de consultarle a su ex cuñada en pleno acto.

La mandataria admitió que aún tiene la cuenta pendiente de convencer a las dos personas que más ama en la vida de que también dejen de lado la adicción al tabaco. Sin nombrarlos, se refirió así a sus hijos Máximo y Florencia.

"Estoy convencida de que en algún momento lo voy a lograr", cerró.
Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 06:15
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 06:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.