¿Hay que comer más en invierno?

Casi todos nos lo permitimos, ya que estamos cubiertos de ropa -con los primeros calores saldrán a la luz los kilos que sobran y vendrán la preocupación y las quejas-. Lo cierto es que con el frío el cuerpo retiene calorías porque consume menos energía. O sea que la necesidad de comer más es una "sensación". Máximo Ravenna, médico y psicoterapeuta experto en obesidad, aborda este tema. Además, te damos algunos consejos para cuidarte en invierno.

Estamos cubiertos de ropa, por eso casi todos nos permitimos excedernos en invierno con las comidas. Luego, con los primeros calores, saldrán a la luz esos kilos que sobran y vendrán la preocupación, las quejas hacia uno mismo y las medidas desesperadas…

El psicoterapeuta experto en obesidad Máximo Ravenna aborda un tema para contribuir a la buena alimentación; esta vez, responde a la consulta:

¿Se come más con el frío?

"Es bastante poco probable que en función de los fríos, una alimentación tenga que variar en la calidad. Lo que sí puede ser es que sea más agradable cuando hace frío comer algo caliente y cuando hace calor comer algo más frío.

En cantidad de calorías, al revés de lo que uno supondría, con los fríos uno retiene calorías porque tiene un menor gasto energético, por lo tanto eso de tener que comer más porque hay una determinada temperatura es una cuestión más de sensación que de necesidad del cuerpo.

Por supuesto que la sensación de desasosiego que provocan las bajas temperaturas, el mal clima, los vientos, etc. en el afuera, hace que uno tenga ganas de meterse en algún lugar cerrado. En ese lugar cerrado probablemente va a tener más acceso a comer.

Muchas veces la gente durante el invierno se permite comer más porque está más tapada. Y cuando llega la primavera o los primeros calores del verano, tiene que sacarse esa ropa que se había puesto encima y esto le va a desnudar los kilos de más que se colocó en invierno, que vivió mucho más cubierta y mucho menos observándose, viendo qué estaba pasando con el cuerpo".

Las claves:

-Con el frío el cuerpo retiene calorías
-El cuerpo consume menos energía
-La necesidad de comer más es una sensación

- En invierno la gente se permite comer más ya que está más cubierta de ropa
- Esto produce kilos de más que salen a la luz en primavera cuando comienza a hacer más calor

Alimentos para cuidarse en invierno

• Hortalizas propias de la estación: acelga, espinaca, coliflor, repollo, repollitos de Bruselas, papas, cebolla, ajo, zanahoria, calabazas, remolacha, etc. Estas verduras por su contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes son importantes para aumentar las defensas y el sistema inmunitario.

• Sopas: En estas se pueden incluir los vegetales mencionados anteriormente. Las sopas quitan el hambre y brindan una agradable sensación.

• Guisos: En este tipo de preparaciones se pueden agregar las hortalizas y carnes bajas en grasas, pollo sin piel o pescado. A estos guisos se les puede agregar legumbres. Se debe evitar la utilización de embutidos, papas, batata, arroz blanco y fideos.

• Colaciones: Se pueden consumir frutas, barras de cereales dietéticas (no más de 3 veces en la semana), huevo duro, frutos secos (no más de 25 unidades), queso bajo en grasas, 1 barrita de chocolate amargo o negro (no más de 2 veces en la semana), yogur descremado solo o con frutas y/o cereales sin azúcar.

• Si las ensaladas dan sensación de frío, consumir las verduras al vapor.

• Elegir cortes de carnes sin grasas.

• Beber jugos de frutas cítricas, que brindan saciedad y aumentan las defensas.


Además de conocer cuáles son los alimentos permitidos para hacer dieta en invierno, es importante:

• Dar tiempo al organismo a que realice la digestión ya que durante el invierno el metabolismo se lentifica.

• Servir porciones moderadas.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 21:11
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 21:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho