Deportes

Un pelotazo dejó al árbitro Delfino con el rostro desfigurado

Un pelotazo muy fuerte dirigido a su cara, de manera involuntaria, noqueó al árbitro. El juez quedó tirado por unos cuantos minutos en el campo de juego perdiendo sangre. Se recuperó y siguió dirigiendo Lanús - Independiente, pero quedó con un ojo hinchado.

El árbitro Germán Delfino recibió un pelotazo involuntario de Báez en la cara y debió ser atendido en medio del partido con sangre en la nariz.

Delfino venía teniendo un partido normal. Había amonestado a Camoranesi (Lanús) y a Vélez (Independiente).

Su tarea hasta allí era correcta y prudente. Pero, a los 32 minutos, Báez quiso rechazar una pelota y le pegó de lleno en la cara.

Instantáneamente, cayó al piso y comenzó a sangrar en la nariz. Los jugadores pararon el partido y lo trataron de atender.

Tenía la cara hinchada y un ojo cerrado. A pesar de que el cuatro árbitro, Ceballos, ya había comenzado a realizar la entrada en calor para reemplazarlo, Delfino se levantó y decidió seguir dirigiendo.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:20
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes