Hieren de más de 10 puntazos a un funcionario sanjuanino en un robo

Juan Terranova, el subsecretario de Emergencia Social, se detuvo en su auto en la Benavides y un ladrón lo atacó con una punta para robar su celular.

Los arrebatos se tornan cada vez más violentos y ya nadie está a salvo, ni los funcionarios del gobierno sanjuanino. El propio Juan Terranova, subsecretario de Emergencia Social, fue ayer blanco de uno de estos ataques callejeros en Chimbas y vivió una odisea que casi le cuesta la vida. Un delincuente lo hirió de al menos 10 puntazos dentro de su coche, todo para robarle su celular en pleno mediodía.

Igual de violento y dramático fue lo sufrido el miércoles a la noche por una anciana de 79 años que fue golpeada, junto a su hija, y terminó con una fractura de cadera en otro robo tipo arrebato en Rawson. Hubo otro hecho similar ayer en la mañana perpetrado contra unos turistas cordobeses que detuvieron su auto en Trinidad y les manotearon una cartera con dinero, documentación y otros efectos.

Al funcionario


Juan Terranova soportó en un minuto lo que nunca había vivido en sus 55 años. Palpó en carne propia la furia de la peligrosa Benavides cuando, por prudente, detuvo su auto Peugeot 406 en el costado norte de esa avenida para atender su celular. "Fue un error pararme ahí, no tome en cuenta la zona. Pero quise hacer las cosas bien y me detuve a un costado para atender mi celular", explicó el funcionario. Se paró en el tramo entre Mendoza y Tucumán, un sitio calificado como peligroso. El funcionario volvía de hacer un trámite particular e iba hacia su oficina en el edificio del Centro Cívico.

Esto fue cerca de las 12. Terranova hablaba por su teléfono, cuando sintió el manotazo de un delincuente que metió su cuerpo por la ventanilla. "Creí que era la broma de un amigo. Uno conoce a tanta gente que a veces no se acuerda de los rostros. Pensé que este muchacho estaba jugando, pero después me di cuenta que era en serio, que quería robarme. Reaccioné instintivamente y ahí comencé a defenderme. Me puse a forcejear. Reconozco que me faltó sensatez, no debí resistirme", aseguró.

El ladrón no aflojó, al contrario lo atacó con una manopla que tenía una punta metálica. Terranova empezó a recibir varios puntazos. "Con una mano trataba de sacarme el celular y con la otra me hincaba. Actuó con bastante violencia. Me podría haber matado en un instante", relató el funcionario.

El ataque fue brutal, a tal punto que Juan Terranova soltó su celular Erickson y entonces el delincuente salió corriendo. En eso que atravesaba la avenida, un auto lo rozó y lo tumbó. Aún así, el asaltante se puso de pie y escapó.

Eso sí, se le cayó su billetera. Unos vecinos auxiliaron a Terranova, quien a los minutos se dirigió en su auto hasta el Centro Cívico y ahí pidieron una ambulancia para trasladarlo al Hospital Rawson. Tenía al menos 10 heridas punzantes, algunas en la mano izquierda, en el brazo y parte del pecho. Los médicos dijeron que no eran profundas. Su saco, algo lo protegió. Ni siquiera le tuvieron que hacer puntos de sutura, de modo que no dañaron órganos vitales.

Anoche, los policías de la Brigada de Investigaciones buscaban al agresor. La billetera hallada con algunos efectos del delincuente sirvió para identificarlo, así que solo faltaba localizarlo y detenerlo.

Fuente, Diario de Cuyo San Juan

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 18:19
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 18:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes