OMS dice que tabaco matará a mil millones en siglo XXI si no se toman medidas

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, advirtió hoy de que el tabaco matará a mil millones de personas en el siglo XXI si las autoridades sanitarias no adoptan medidas urgentes para combatir el cigarrillo.

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, advirtió hoy de que el tabaco matará a mil millones de personas en el siglo XXI si las autoridades sanitarias no adoptan medidas urgentes para combatir el cigarrillo.

Chan urgió a los gobiernos, particularmente a los del mundo en desarrollo, a seguir las recomendaciones contenidas en el primer estudio de la OMS sobre la "epidemia del tabaco" que presentó en Nueva York junto al alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg.

Bloomberg es considerado un pionero en la adopción de políticas contra el tabaco, y ya en 2006 destinó 125 millones de dólares de su fortuna personal a esta causa.

La OMS, que tiene su sede en Ginebra, empleó dos de esos millones para financiar la elaboración del informe, que Chan calificó del "más completo compendio de datos a nivel global" sobre el consumo de tabaco.

El estudio resalta que el tabaquismo aumentará en los países en desarrollo como consecuencia de la estrategia de las tabaqueras de captar jóvenes, y ofrece seis políticas específicas para evitarlo.

"Con esto el problema queda claro, y les toca ahora a los gobiernos demostrar voluntad política para enfrentarse a la industria del tabaco", valoró Chan.

La responsable de esa agencia especializada de la ONU aseguró que el fumar aumenta en el planeta porque "sigue siendo barato, los fabricantes emplean tácticas agresivas para difundir el hábito, gran parte de la población desconoce sus consecuencias y la mayoría de los países tiene políticas inconsistentes" para combatirlo.

Sólo el cinco por ciento de la población mundial, según el estudio, vive en países donde se ha implementado alguna de las medidas clave promovidas por la agencia de la ONU para reducir el consumo de tabaco.

Estas son la prohibición de fumar en espacios públicos, advertir al público de las consecuencias, ofrecer tratamiento a los "adictos", medir las consecuencias del hábito, prohibir la publicidad de las tabaqueras y elevar el precio del producto.

Chan afirmó estar convencida de la efectividad de las medidas porque las tabaqueras las han combatido "con ferocidad".

"La industria nos considera sus peores enemigos, y con este informe vamos a consolidar esa reputación", bromeó.

La directora de la OMS citó a Bloomberg como un ejemplo de puesta en práctica del tipo de políticas públicas que se deben implementar para evitar que sigan muriendo cada año 5,4 millones de personas por culpa del tabaco.

El alcalde de Nueva York promulgó en 2003 una restrictiva y pionera ley que prohibió fumar en bares y discotecas, los únicos establecimientos públicos donde todavía se podía hacer en la ciudad.

Bloomberg, por su parte, consideró que hace falta una mayor voluntad política en el planeta, incluido Estados Unidos, para hacerle frente "al mayor responsable de muertes evitables del mundo".

Aseguró que su legislación contra el tabaco ha sido uno de los factores que han puesto la esperanza de vida de los neoyorquinos por encima de la media del resto de sus compatriotas.

"Nadie tiene que verse obligado a soportar el humo para poder trabajar y alimentar a su familia", afirmó.

El alcalde, que aseguró que hace más de 25 años que no enciende un cigarrillo, anotó: "mientras haya algún fumador, nos queda trabajo por hacer".

En ese sentido, reconoció que Estados Unidos recibiría un suspenso o un aprobado justo si se examinara su cumplimiento de las recomendaciones de la OMS en materia de tabaquismo.

También rechazó el argumento de que las prohibiciones de fumar en lugares públicos, como las que tiene Nueva York, son un mal negocio, al asegurar que el turismo ha crecido en la ciudad de los rascacielos desde que el aire de sus bares está más limpio.

Aunque, como resaltó Chan, el tabaco es todavía un gran negocio para la hacienda de muchos gobiernos, que en media ingresan 500 veces más dinero del que invierten en combatir "la epidemia del tabaco".

El informe de la OMS elaborado con datos de 179 países resalta el limitado alcance global de las restricciones al consumo de tabaco como las que tiene Nueva York.

Así, un 40 por ciento de los países todavía permite fumar en hospitales y escuelas, mientras que el 95 por ciento de los habitantes del planeta vive en naciones donde está permitida la publicidad de las tabaqueras.
Opiniones (1)
19 de octubre de 2017 | 10:14
2
ERROR
19 de octubre de 2017 | 10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. gracias por poner la foto del programa ¿Y si fumas menos....? del Plan provincial de adicciones que se realizo desde el 2004 al 2007
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México