Herrera Noble: piden extracción compulsiva

La Sala 2 de la Cámara Nacional de Casación Penal r echazó un recurso que impugnaba la realización de un examen compulsivo “con o sin consentimiento” a los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera. En una audiencia realizada ayer, los jueces Raúl Madueño, Luis García y Guillermo Yacobucci avalaron la extracción compulsiva, a pesar de que la Corte Suprema ya había declarado la inconstitucionalidad de esta medida, por vulnerar derechos fundamentales

La Sala 2 de la Cámara Nacional de Casación Penal r echazó un recurso que impugnaba la realización de un examen compulsivo “con o sin consentimiento” a los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera.

En una audiencia realizada ayer, los jueces Raúl Madueño, Luis García y Guillermo Yacobucci avalaron la extracción compulsiva, a pesar de que la Corte Suprema ya había declarado la inconstitucionalidad de este tipo de medidas, por vulnerar derechos fundamentales de las personas.

Además, la Cámara fijó un límite temporal para la comparación de las muestras genéticas de los jóvenes con las que se encuentran registradas en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG). Con este criterio la Cámara dejó en claro que se opone a la teoría de la “expedición de pesca” , que implica buscar al azar ante la ausencia total de pruebas y la inexistencia de sospechas fundadas.

Marcela y Felipe ya entregaron 3 muestras de ADN y ahora quieren extraerles una cuarta, algo que no tiene precedentes en el país. Eso revela, en palabras de sus abogados, “la persecución política y mediática” de la que son víctimas.

La resolución de Casación es apelable ante la Corte Suprema. En este sentido, los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera consideraron que la misma “es inconstitucional, desconoce la jurisprudencia de la Corte Suprema y vulnera los tratados internacionales de derechos humanos”. “Una ley no puede transformar en constitucional algo que no lo es”, destacaron los letrados.

También recordaron que la Corte “ha sido muy clara en cuanto considera inconstitucional la extracción compulsiva de sangre respecto a mayores de edad no imputados de delito”.

En el caso de Marcela, Casación decidió limitar la comparación de sus muestras “a los perfiles de ADN de las muestras aportadas” al BNDG “por parientes de personas detenidas o desaparecidas con certeza hasta el 13 de mayo de 1976 ”. En el caso de Felipe también limitó la comparación a los perfiles de los “parientes de personas detenidas o desaparecidas con certeza hasta el 7 de julio de 1976”.

Esto coincide con las fechas en que la Justicia otorgó en guarda a los jóvenes , por entonces bebés, según figura en el expediente de adopción iniciado por Herrera de Noble para conseguir su custodia.

Pese a que los casos donde se buscan menores nacidos con posterioridad a esas fechas no podrían estar vinculados a Marcela y Felipe , la fallo de la Cámara fue cuestionado por Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que pretendían cotejar las muestras con la totalidad de los casos, incluso los de los familiares de bebés nacidos hasta dos años después, en 1978.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, se refirió ayer a la decisión de la Cámara y señaló que “no nos merecemos un condicionamiento temporal”.

Los casos que corresponden a ese período, hasta julio de 1976, son menos de diez. La decisión de la Cámara, entonces, resulta un freno a la idea de cruzar los datos con la totalidad del Banco , como pretendían los querellantes.

El fallo resulta tan específico con las fechas que permitiría a la defensa de los jóvenes pedir a la Justicia que se excluya como parte querellante a la familia Miranda–Lanuscou, ya que en este caso la madre desapareció con posterioridad a la fecha que ahora Casación fijó como tope.

Pese a lo improbable de las hipótesis barajadas por las familias querellantes –el único dato con que contaban eran sus fechas de nacimiento– los hermanos Noble Herrera aceptaron hacerse un examen pericial con el material genético aportado por ambas familias, lo cual fue apelado por los propios querellantes. Esto no hizo más que demostrar que la comparación con todo el BNDG estaba fundada en la mencionada “teoría de la expedición de pesca”, inspirada únicamente en la edad de los hermanos y en el desconocimiento de sus familias biológicas.

Pero no de una sospecha razonable y fundada de casos concretos.

Así se desautoriza claramente el discurso que pretende sostener hipótesis infundadas sobre los trámites de adopción.

El caso Noble Herrera podría estar resuelto hace 8 años, cuando los hermanos ofrecieron de manera voluntaria la realización de un examen de ADN para confrontarlo con las familias querellantes. En 2004, la Justicia ordenó la realización del mismo en la sede del Cuerpo Médico Forense y por el método de exclusión. Esto fue apelado por la querella, lo que demoró la realización del estudio, que fue ratificado en distintas instancias hasta que la Corte lo confirmó definitivamente en 2008. Sin embargo, el Gobierno dictó un decreto y promovió una ley para intentar desconocer dicho pronunciamiento y prolongar la causa.

Los hermanos se sacaron sangre y saliva de manera voluntaria, para cumplir los fallos, el 28 de diciembre de 2009. Pero luego de eso tuvieron que soportar dos allanamientos en sus domicilios, el 29 de diciembre de 2009 y el 28 de mayo de 2010, una orden de requisa personal en la vía pública y un nuevo intento de sacarles sangre de manera compulsiva. Eso, pese a que los peritos señalaron que la muestra de sangre y saliva anterior es apta para el análisis.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 19:03
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 19:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'