Las contradicciones de Sergio Schoklender

El escándalo que envuelve a Sergio Schoklender, denunciado penalmente por presunto lavado de dinero y defraudación al Estado, tiene un sinfín de argumentos falaces. En cada programa de TV o radio que apareció luego que se hiciera público su alejamiento de la Fundación, tras una pelea con su hermano (que habría llegado a las manos), y todo lo que acarreó eso, Schoklender realizó declaraciones contradictorias.La más notoria, la empresa Meldorek, de la que es propietario

El escándalo que envuelve a Sergio Schoklender, denunciado penalmente por presunto lavado de dinero y defraudación al Estado, tiene un sinfín de argumentos contradictorios y falaces. En cada programa de TV o radio que apareció luego que se hiciera público su alejamiento de la Fundación, tras una pelea con su hermano (que habría llegado a las manos), y todo lo que acarreó eso, Schoklender realizó declaraciones muy contradictoras.

Pocas horas después de que se conociera el escándalo, en una entrevista en C5N, el ex apoderado de Madres aseguró primero que él no tenía relación con la empresa Meldorek SA y seguido que apenas era un empleado, pero la publicación en el Boletín Oficial bonaerense confirmó que es director de la constructora que hace las casas para la Fundación Sueños Compartidos.

El presidente de la sociedad es Alejandro Gotkin y director suplente Gustavo Adrián Serventich, el piloto de los dos aviones que Meldorek dice poseer y en las que Schoklender viajaba a distintas provincias. Es más, en las últimas horas trascendió el acta notarial que demuestra que el ex apoderado es dueño del 90% de las acciones de esa compañía, de la que antes negaba tener vinculación alguna. El otro 10% es de su pilo personal.

En ese mismo reportaje, Schoklender asegura que no tiene una Ferrari aunque si que le "gustaría viajar en una". Aclara que está en "condiciones" de comprarse ese vehículo  o "un avión" porque "tengo el patrimonio para acceder, si quiera" (ver nota relacionada). Hoy se conoció que en la denuncia presentada por el fiscal Raúl Pleé, las empresas vinculadas a Schoklender tiene una larga lista de bienes de lujo, que incluyen una Ferrari Modelo 550 Maranello.
 
Si hablamos de contradicciones y mentiras, no podemos dejar hacer mención que Schoklender aseguró que donó la mansión de 19 habitaciones y 14 baños que posee en la localidad de José C. Paz, aunque desde el gobierno bonaerense desmintieron en forma terminante que los terrenos hayan sido cedidos por el ex apoderado de Madres.

Incluso, Schoklender tiene versiones distintas sobre su patrimonio: "Mi mayor patrimonio son las patentes de desarrollo de investigación de nuevas tecnologías en electroingeniería, electromecánica", afirmó y 48 horas después reconocía no tener "patentes definitivas" a su nombre, dichos que suman más interrogantes sobre su incremento patrimonial.

En este sentido, cabe destacar que hasta su ex pareja, María Belén Schneer, madre de Madeleine, de 12 años de edad, la hija no reconocida de Schoklender, lo cuestionó por haber presumido de su fortuna, cuando aún se encuentra en juicio por su manutención. "Es impúdico que salga a decir la plata que tiene cuando le pasa $2.000 a su hija; eso es lo que paga por mes por el amarre de su yate", denunció la mujer. 

En medio de toda esta novela escandalosa de farsas y confusiones, Sergio Schoklender es investigado por los jueces federales Norberto Oyarbide y Marcelo Martínez de Giorgi, en dos causas en la que se los acusa de presunto lavado de dinero y defraudación al Estado.
Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 11:26
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 11:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia