Concedieron divorcio a mujer agredida verbal y físicamente por su marido

La Cámara Civil porteña reconoció a la violencia doméstica como causal de divorcio, al otorgárselo a un matrimonio, porque el marido maltrataba verbal y físicamente a su mujer.

La Cámara Civil porteña reconoció a la violencia doméstica como causal de divorcio, al otorgárselo a un matrimonio, porque el marido maltrataba verbal y  físicamente a su mujer.

Así lo resolvió la sala F del Tribunal que revocó un fallo de  primera instancia que atribuía la disolución del vínculo por responsabilidad de ambas partes, que habían sido reconvenidas por igual.

Los camaristas señalaron que los malos tratos en un matrimonio "comúnmente ocurren en la intimidad del hogar, por lo que generalmente sólo pueden ser observados por quienes conviven con el matrimonio y es habitual que se ignore la situación hasta que es revelada por la propia víctima o por los familiares más cercanos que tomaron conocimiento directo de la situación".

Así tomaron en cuenta el testimonio de allegados al matrimonio, de uno de sus hijos y de su novia para fundamentar las agresiones de las cuales era víctima la mujer.

También comprobaron que la mujer tuvo que ocultarse un mes en la casa de una amiga por las constantes amenazas que le propinaba su marido.

Los jueces José Luis Galmarini, Fernando Posse Saguier y Eduardo Zannoni tuvieron en cuenta el relato de una amiga de la mujer, la cuál aseguró que "los hijos del matrimonio llevaron a casa de ella a la demandada, porque estaba desesperada y llorando, amenazada de muerte porque el actor la quería matar".

"En el expediente se han producido otras pruebas cuya apreciación conjunta lleva a considerar acreditadas circunstancias que constituyen indicios serios y concordantes que resultan reveladores de la violencia padecida por la esposa de parte de su marido", consideraron los jueces en el fallo.

Las amenazas, según el fallo, incluyeron la exhibición de un arma de fuego y de un arma blanca.

Incluso, el marido la agredió no sólo en el country de la  localidad santafecina de Ceres en que vivían, sino también cuando viajaron a Brasil, donde la mujer apareció ante sus amigos con anteojos oscuros y un moretón sobre un ojo.

"Se confirma la sentencia en cuanto hace lugar a la reconvención deducida por la esposa y se la revoca en cuanto admite la reconvención interpuesta por el marido por la causal de injurias graves vertidas en juicio por la demandada, que aquí se rechaza", concluyeron los camaristas.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 21:38
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 21:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'