Intentarán poner fin a las trabas a las importaciones

Los gobiernos de la Argentina y Brasil buscarán hoy dar un paso decisivo para destrabar el conflicto comercial entre ambos países más severo de los últimos años, en un encuentro de los ministros de Industria que se hará en Brasilia. Ambos gobiernos cederán parte de sus pretensiones.Los ministros de la Argentina, Débora Giorgi; y de Brasil, Fernando Pimentel, buscarán una salida al conflicto bilateral que surgió a partir de la aplicación de licencias 

Los ministros de la Argentina, Débora Giorgi; y de Brasil, Fernando Pimentel, buscarán una salida al conflicto bilateral que surgió hace tres semanas a partir de la aplicación de licencias no automáticas para el ingreso de autos argentinos al país vecino, como represalia de medidas similares aplicadas a mercaderías brasileñas.

Las reuniones, en las que participarán también los secretarios de Industria, Eduardo Bianchi y Alessandro Teixeira, se desarrollarán durante toda la jornada en la sede del Ministerio de Industria brasileño en la capital de ese país, y marcan la continuidad de la reunión realizada los pasados 23 y 24 de mayo en Buenos Aires entre Bianchi y Teixeira.

Argentina viene planteando a Brasil su preocupación por el persistente y el creciente déficit en el intercambio comercial bilateral así como en la necesidad de adoptar medidas orientadas a atender los desequilibrios estructurales que lo determinan, más específicamente en lo que respecta al comercio de manufacturas de origen industrial (MOI).

"El tratamiento de las asimetrías resulta esencial para avanzar hacia una integración más profunda pero solo pueden esperarse resultados a mediano y largo plazo", afirmó Giorgi.

Señaló "la necesidad de adoptar –en forma paralela- medidas que contribuyan, de forma más inmediata, a equilibrar el intercambio comercial y profundizar el proceso de integración".

Giorgi planteará, además, cuestiones pendientes de acceso de determinados productos argentinos al mercado brasileño, como aceite de oliva, bebidas alcohólicas, leche en polvo, mosto a granel y electrodomésticos de línea blanca, y las trabas al financiamiento por parte del BNDES a empresas argentinas de maquinaria agrícola y camiones.

En las últimas horas, y como medida destinada a distender la situación antes de las conversaciones, Brasil decidió liberar el ingreso de 3.000 de los 7.000 vehículos argentinos que estaban varados en la frontera a la espera de que se autorizara su importación.

La industria automotriz, que es un fuerte generador de empleo, representa para la Argentina el sector que más creció en los últimos años y el que más traccionó al resto de la actividad fabril, la que, a su vez, es la que más impulsó el crecimiento económico.

Por su parte, Brasil viene quejándose desde hace varios meses de la aplicación de licencias no automáticas por parte de la Argentina al ingreso de maquinarias agrícolas y productos de la denominada línea blanca, es decir lavarropas, heladeras, calefones y termotanques, entre otros.

Según informa Ámbito Financiero, en la reunión de hoy, ambos gobiernos firmarían un acuerdo parcial que asegure a cada uno que sus exportaciones al otro país tendrán trato preferencial al ingresar en las aduanas.

 
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 08:50
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 08:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes