Canillita a los 68

José Portiño es un hombre que se gana el pan “llevándole noticias a la gente”, pero no se trata de un periodista o de un locutor, José vende diarios y revistas en un puesto que posee cerca del centro de San Rafael. Siendo todo un personaje de la zona, no hay vecino que pase por al lado suyo sin saludarlo.

José es un hombre de 68 años, amante del puchero y la familia que trabaja desde muy niño. Vive en la Isla del rio Diamante y todos los días se levanta muy temprano –incluso los domingos- para buscar los diarios y revistas, repartir algunos e irse a abrir el kiosco que con mucho esfuerzo pudo colocar en la esquina de las avenidas Rivadavia y Moreno.

¿Hace cuánto tiempo que hace este trabajo?

Hace 9 años que felizmente estoy de canillita.

¿Qué otros trabajos ha realizado?

Trabajé muchísimos años en los supermercados Jhin de Vizcaino. Después me fui a Techint y trabajé con esa empresa 12 años y medio, hasta que la empresa me dio de baja porque no necesitaba más ayudantes ni oficiales, solamente cepilladores. Me metí a trabajar de canillita porque tenía una edad en la que ya no me recibían en ninguna parte para trabajar.

¿Dónde nació usted?

Yo soy chileno y a los 11 años mis padres decidieron venirse a vivir acá y me crié en Chacras de Coria. Nunca más volví a Chile, no me queda familia allá y la que pueda haber, perdí el contacto. Ni siquiera fui a pasear.

¿Cómo se compone su familia actualmente?

Mi señora, Fresia y mis tres hijos. Una mujer de 45 años, y dos varones, uno de 40 y el otro de 31. Además tengo 6 nietos, con quienes tengo una relación buenísima. A veces me vienen a ver al kiosco y todo.

¿Cómo es un día suyo?

Me gusta levantarme temprano. Voy en la mañana a buscar los diarios, hago un pequeño reparto y llego a mi kiosco a las 7 y cuarto para armarlo, traigo el material y lo acomodo para venderlo. Tomo mate y charlo mucho porque tengo mucha gente conocida por el deporte que me pasa a saludar y clientes fijos que vienen siempre. Después me voy, a las 14:00 y llego a casa 15:30 porque paso a dejar diarios o revistas a clientes y me quedo charlando, me gusta conversar (risas). En la tarde duermo un rato la siesta y después salgo a entregar revistas o hago trámites. A veces me voy a jugar a las bochas.

El día domingo estoy desde más temprano, y llego cansado a mi casa. Almuerzo y espero a la tarde a que me llamen mis hijos por teléfono. Me preguntan cómo me ha ido en la semana.

¿Por qué me dice que hay gente que lo saluda “por el deporte”?

Porque trabajé en el club Huracán y en Deportivo Argentino como masajista en los años ‘60. Incluso mi hijo menor jugó en Huracán, estuvo un tiempo. Mucha de esa gente que conocí en el deporte me dio una mano cuando empecé a trabajar acá viniendo a comprar.

¿De qué club es hincha?

Acá de Deportivo Argentino y de Buenos Aires soy hincha de San Lorenzo, y como soy hijo de gallegos soy hincha del Real Madrid. Me gusta mucho el fútbol, hablar de fútbol, hacer críticas aunque nadie las toma en cuenta (risas).

¿Qué es lo que más se vende en el kiosco?

Los diarios todos, las revistas las que más se venden son la Pronto, la Caras y esas. Hay algunas que no se venden tanto como antes. Tengo clientes fijos que vienen todos los días a buscar el diario.

¿Y usted es de leer lo que vende?

No, porque tengo mucha entretención, me entretengo con los clientes. Así es la vida de un canillita, la vida de nosotros que hacemos este trabajo.

¿Se puede vivir de esto?

Es todo un tema, es medio difícil por cómo está la situación. Hay que tener otra entrada. Mis hijos están afuera: uno en Comodoro y el otro en Esquel trabajando en una petrolera. Mi hija da clases en su casa y mi yerno es chofer de ruta. Yo me siento feliz porque tengo a mi señora y estoy contento por mis hijos que están muy bien.

Cuando empezó con esto, ¿le fue fácil?

Al principio no me hallaba porque estaba acostumbrado a viajar de provincia en provincia, porque con Techint viajé por muchos lugares y me acostumbré a estar poco en San Rafael. Venía por 10 días y me iba por varios meses. Gracias a Techint conocí casi toda la Argentina. Y acá en San Rafael mucho no me hallo porque no me siento bien. Mis hijos me preguntan siempre como ando por eso, porque no me gusta San Rafael. Es una ciudad muy linda por el clima y todo, pero no me gusta, no me acostumbro a estar acá. Me acostumbré tanto a a estar poco e irme, no me acostumbro a estar acá.

¿Se acuerda de alguna noticia que hiciera que los diarios se agotaran rápido?

Si, una vez que Boca le ganó al Real Madrid. Yo estaba empezando a vender diarios y en una hora más o menos vendí 140 diarios. Fue lo más grande.

¿Qué noticias son las que la gente más le compra?

Deportes. La política mucho no les interesa. Cuando va puntero Boca, Racing, Independiente es cuando se venden más diarios. No soy hincha de boca, pero lo hecho mucho de menos porque cuando va puntero se venden más diarios.

Y en las revistas, Susana Giménez. Cuando hay algún problema con ella, “la separación de Susana” se venden más. La que tiene más arrastre es ella.

¿Cómo es la relación con los demás canillitas?

Buena, nos llevamos muy bien. Hay quienes me dieron una mano, que me ayudaron cuando empecé. Tenía colegas más grandes que yo que me enseñaron a hacer esto. 

¿Hasta cuándo tiene pensado trabajar?

Hasta que disponga Dios. Cuando me diga “vos ya no, quedate sentado acá”, me quedaré.

José sigue con su tarea, acomodando los diarios y las revistas que le dan de comer, esperando que el día genere alguna noticia que haga que mañana “se los saquen de las manos”.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 16:40
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 16:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México