Ninguna Promoción es el sueño de JJ López

Después de ocho horas en micro, el plantel llegó a Bahía en silencio: Jota Jota no quiso hablar en la previa a un choque clave para salir de la zona roja. En el medio de esa rutina, Juan José López esquivó el micrófono de la sala de conferencias. Con la excusa de que no quería demorar la salida hacia Bahía Blanca, el técnico hizo silencio después de una semana agitada para la Institución

Nos viene bien estar arriba del micro. Vamos jugando a las cartas, tomando mate... Tenemos que estar más unidos que nunca”, decía Matías Almeyda sobre una decisión en la que él tuvo mucho que ver. El Pelado habló con Jota Jota y le sugirió cambiar los pasajes de Aerolíneas Argentinas por los de Chevallier. Y no porque hubiera alguna promoción con descuento. Nada de eso. El capitán quiso tener a todos sus hombres juntos, concentrados, metidos al máximo en la final que deberán jugar mañana a última hora, ya con los resultados puestos de los rivales en la lucha menos deseada. Y así fue como los jugadores practicaron por la mañana en el Monumental, almorzaron en la concentración y apenas pasadas las 14 se subieron al bus oficial, el mismo que los llevó a la Bombonera, pero ahora con todos los vidrios sanos.

En el medio de esa rutina, Juan José López esquivó el micrófono de la sala de conferencias. Con la excusa de que no quería demorar la salida hacia Bahía Blanca, el técnico hizo silencio después de una semana agitada. La misma actitud que tomó a la salida del vestuario visitante cuando perdió el superclásico. Señal de preocupación y dudas, el técnico prefirió evitar las preguntas sobre la renuncia de Ubaldo Fillol, un gesto que a él le molestó tanto como al plantel. En algo coincidieron cuerpo técnico y futbolistas: el Pato hizo un mundo de algo que no era para tanto, y pensó en él y no en el grupo al tomar su decisión.

Para no hacer más grande el conflicto (ya fue suficiente con la opinión de Almeyda cuando dijo “no era el momento adecuado para renunciar”), el Negro optó por no hablar del tema ni de lo que se jugará su equipo en Bahía Blanca, una ciudad a la que River regresa después de tres años y medio y cuyo último antecedente no es el mejor (ver Recuerdo...

). Fue un 0-4 que terminó de cerrar un 2007 para el olvido: quedó afuera en la primera fase de la Libertadores, Arsenal lo eliminó por penales en la semifinal de la Sudamericana, y perdió con los cuatro recién ascendidos. Por suerte, eran tiempos en los que los hinchas ni miraban la tabla de promedios.

Ojo, en el Roberto Carminatti también hay buenos recuerdos. Fue en esa cancha donde el equipo de Manuel Pellegrini ganó 2-0 con goles de Barrado y Zapata y dio la vuelta olímpica del Clausura 2003. Mañana el plantel jugará una final que no tiene como premio dar la vuelta sino salir de la Promoción. Las ocho horas de viaje en micro, la mudanza de la concentración al hotel Land Plaza y la práctica en el predio del Banco Provincia tendrán su rédito si River consigue un triunfo que lo ayude a respirar un poco y ahogue a Olimpo. Si no, deberá soportar otra vez el cantito hiriente que los hinchas locales ya le dedicaron en el 2007: “Vos sos de la B”.
Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 21:55
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 21:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes