El plan de una hoja de la central de Fukushima

El plan de seguridad sostenía que ante sismos de hasta 8,6 en la escala de Richter la planta atómica no sufriría problemas y se mantendría "seca". El 11 de marzo, un tsunami arruinó sus sistemas de refrigeración y desató el peor desastre nuclear desde Chernobyl.

Una hojita. Nada más. Eso era todo el memorando de seguridad y emergencias para la planta atómica de Fukushima. Escrito hace diez años por sus operadores, fue suficiente para convencer a las autoridades japonesas de que sus reactores estaban a salvo de las peores olas que un sismo podría generar.

Mirá el resto de la nota aquí

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 01:32
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 01:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes