Alfonsín apuesta a armar un Frente con Binner

El candidato presidencial por el radicalismo escribió una carta, en la que ratifica sus intenciones de competir junto con el socialismo y el GEN en octubre, aunque pidió a los partidarios que asuman “como naturales las controversias sobre los modos de construcción” del bloque. Advierte: “Cuando se mediatizan las opiniones y reflexiones, se atenta contra los objetivos comunes. Así no llegamos ni siquiera al debate político”.

"La complejidad de la empresa merece ser asumida y analizarse en profundidad si es que efectivamente queremos ganar en octubre y no pasar por el proceso electoral de un modo meramente testimonial o para ganar un poco más de bancas", sostuvo Ricardo Alfonsín en la misiva que envió anoche a los militantes del radicalismo.

En medio de un clima de tensión generado por las diferencias con el socialismo que, tras la victoria del candidato de Hermes Binner para la gobernación de Santa Fe el domingo rechazó cualquier posibilidad de incluir a Narváez en la alianza, Alfonsín llamó a los radicales a la reflexión para construir un Frente Progresista.

“La UCR, el Socialismo y el GEN coincidimos en que lo mejor que le puede pasar al país es un Frente Progresista en el Gobierno”, afirma el radical pero advierte: “Cuando se mediatizan las opiniones y reflexiones, se atenta contra los objetivos comunes. Así no llegamos ni siquiera al debate político”.

En este contexto, señaló que el clima de incertidumbre que se está viviendo por estos días en el partido ante la dificultad de armar el bloque lo “apena profundamente” y, en ese sentido, se comprometió “a trabajar para generar un ambiente propicio a la reflexión y solución de eventuales controversias”.

Alfonsín salió así al cruce de la controversia que despertó la posibilidad de un acuerdo con Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires que prácticamente llevó a la ruptura del frente con el socialismo y el GEN que lidera Margarita Stolbizer y por eso en su carta insistió en que "no están en juego las convicciones que nos unen".

"Es inapropiado prejuzgar intenciones negativas a nuestras iniciativas sobre las mejores formas de articulaciones electorales", consideró Alfonsín en su cartay agregó que "a partir de un debate serio y responsable podremos coincidir o no acerca de las construcciones electorales para un ámbito territorial limitado", en obvia alusión al acuerdo que está cerrando con De Narváez.

A continuación, la carta completa:

"Amigas y amigos:

Tenemos pendiente, con el Socialismo y el GEN, finalizar el diseño de un Frente Progresista. Les pido que asumamos como naturales las controversias sobre los modos de su construcción. Es que el proceso de fragmentación política en nuestro país ha sido profundo por la crisis de la década pasada. La complejidad de la empresa merece ser asumida y analizarse en profundidad si es que efectivamente queremos ganar en Octubre y no pasar por el proceso electoral de un modo meramente testimonial o para ganar un poco más de bancas.

En este marco, cuando se mediatizan las opiniones y reflexiones, se atenta contra los objetivos comunes. Así no llegamos ni siquiera al debate político. Elegir a los medios como el lugar para fijar posición impide una auténtica deliberación. De este modo prevalece la negación sobre la negociación.

Esto me apena profundamente y me comprometo a trabajar para generar un ambiente propicio a la reflexión y solución de eventuales controversias.

La UCR, el Socialismo y el GEN coincidimos en que lo mejor que le puede pasar al País es un Frente Progresista en el Gobierno. Nosotros creemos que eso puede ocurrir desde el próximo 10 de diciembre. También que el triunfo oficialista incrementaría aún más el hegemonismo y con ello afectaría la calidad democrática. Ni que hablar del perjuicio al federalismo y a la distribución territorial de los ingresos extraordinariamente incrementados por las oportunidades internacionales. Nos decimos entre nosotros que un triunfo del oficialismo no sería bueno para la mejora de la educación, de la salud, de la construcción de un Estado Decente. Frente a tantos "no sería bueno", es nuestra obligación concluir la construcción de nuestra fuerza progresista con una base sensiblemente antihegemónica y capaz de vencer en Octubre.

Es inapropiado prejuzgar intenciones negativas a nuestras iniciativas sobre las mejores formas de articulaciones electorales. Estamos inspirados por un patrimonio común de historia y valores. Desde esa premisa, a partir de un debate serio y responsable, podremos coincidir o no acerca de las construcciones electorales para un ámbito territorial limitado. Soy de los que creo que se puede y debe ganar ahora. Que eso se puede desde la valentía política de intentar liderar la síntesis de electorados e identidades diferentes, y sin perder la esencia ideológica. No están en riesgo, lo aseguro, las convicciones que proclamamos que nos unen.

Voy a seguir hablando sobre esto y debatiendo con honestidad intelectual acerca de la mejor unidad. Confrontaré con los que injustamente pretenden adueñarse de los principios que atesoran como un valor intransferible. LOS PRINCIPIOS SON PARA SOCIALIZARLOS Y NO PARA DISFRUTARLOS ENLA COMPLACENCIA PERSONALO GRUPAL.

Es necesario tener presente el dilema planteado por Webber entre la ética de los principios y la de la responsabilidad. Dicho sea de paso, esta última tan principista como la primera.

Voy por la unidad. Escucho a la ciudadanía. Hago mía una consigna: SIN CEDER NADA EN EL PLANO DE LOS PRINCIPIOS NADA ABANDONDONAR EN EL DELA VOLUNTAD DEGANAR".

RICARDO ALFONSIN

(www.infobae.com)
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 13:10
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 13:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes