Oficinas bancarias de inspiración islámica

El reconocido arquitecto Norman Foster concluyó su primer proyecto en el África. Se trata de dos sedes de un banco en las ciudades de Rabat y Casablanca, en Marruecos. ¿El resultado? Una mezcla de antiguos principios, tecnología moderna y uso eficiente de la energía. Se utilizaron materiales locales como el granito y la piedra caliza. Los ornamentos están inspirados en los tradicionales dibujos de esa religión.

El estudio de arquitectura liderado por Norman Foster terminó su primer proyecto en el continente africano: dos sedes de la entidad bancaria BMCE (Banque Marocaine du Commerce Extérieur) en las ciudades de Rabat y Casablanca, en Marruecos. Una tercera se está ultimando en la ciudad de Fez.


Sobre el proyecto, el arquitecto Norman Foster explica que: “Las sedes principales del BMCE reinterpretan los elementos de la arquitectura tradicional marroquí, combinándolos con un interior contemporáneo. Esta mezcla de antiguos principios y tecnología moderna también se refleja en un diseño eficiente de la energía. El resultado es una serie de edificios sostenibles, cada uno de ellos adaptado al lugar”.


Cada una de las entidades se organiza de forma modular para adaptarse en el emplazamiento, pero manteniendo un denominador común. De este modo, el diseño sigue el enfoque de “kit de partes”, con algunas variaciones según la localización del banco.


Básicamente, el edificio tiene una estructura de hormigón y las paredes fueron sustituidas por enormes ventanales. Debido a las altas temperaturas se colocaron sobre el cristal unas pantallas realizadas con hojas de acero inoxidable de 200 mm de profundidad, que proporcionan sombra y seguridad. Las pantallas son de una mezcla especial de bajo contenido en hierro que hace que no se calienten al sol. Los diseños geométricos realizados con el acero están inspirados en los tradicionales dibujos islámicos.



El vestíbulo, de doble altura, tiene una impresionante cúpula de hormigón que se desliza hasta el suelo en forma de gota hasta convertirse en una amplia zona de espera donde sentarse.
La cúpula, un elemento recurrente en cada banco, hace referencia a una serie de nuevas escuelas de Marruecos que han recibido el apoyo de BMCE Bank Foundation. El interior de la cúpula fue realizado en tadelakt, una técnica local para trabajar el yeso, mientras que el exterior está revestido de azulejos y baldosas de cerámica tradicional. La forma de la cúpula crea una escultural curva.


Las sedes fueron diseñadas para ser eficientemente energéticas utilizando materiales locales como el granito negro y la piedra caliza gris. Además, el estudio también contó con mano de obra local. Todas las sucursales principales del BMCE cuentan con un “tubo de tierra”, un sistema de aire acondicionado sin electricidad. Este sistema rodea todo el edificio en su parte subterránea y por él circula aire que se enfría de forma natural para después salir en el interior del edificio.



Sobre el estudio de arquitectura:

“Nos importa el contexto físico de un proyecto, somos sensibles a la cultura y al clima del lugar. Hemos aplicado las mismas prioridades en todas las infraestructuras públicas del mundo, en nuestros aeropuertos, estaciones de trenes, metros, puentes, torres de comunicación, planes regionales y centros urbanos. La búsqueda de la calidad abarca el rendimiento físico de los edificios. Foster + Partners se ha guiado siempre por la creencia de que la calidad de nuestro entorno tiene una influencia directa sobre la calidad de nuestras vidas, ya sea en el lugar de trabajo, en casa o en el ámbito público. La arquitectura se genera por las necesidades de las personas -tanto materiales como espirituales- así como también por una preocupación por el contexto físico, la cultura y el clima del lugar.



Creemos que la mejor arquitectura viene de una síntesis de todos los elementos que la componen por separado e imprimen el carácter de un edificio: la estructura que la sostiene, los servicios que le permiten funcionar, su ecología, la calidad de la luz natural, el simbolismo de la forma, la relación del edificio con el horizonte o el paisaje urbano, la forma en que se mueven a través o cerca de ella, y por último, pero no menos importante, su capacidad para levantar el ánimo”.


Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 03:42
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 03:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes