Diez predicciones “escalofriantes” que se hicieron realidad

Las predicciones de lo que sucederá en el futuro están presentes en cada cultura de la historia. Desde las grandes religiones monoteístas como el cristianismo y judaísmo hasta los científicos que tratan de establecer patrones acerca del comportamiento de la naturaleza o sociedad.

Durante el siglo XX, escritores, basados en sus conocimientos científicos y en su gran imaginación previeron la aparición de la red global de información Internet, el sistema satelital de telecomunicaciones y la aparición de consolas de videojuegos de realidad virtual.

El sitio weirdworm.com publicó diez de estas predicciones que se hicieron realidad a través de los años. Comencemos con Julio Verne quien señala dos:

1 y 2. Julio Verne. Su desbordada imaginación y su capacidad analítica, le llevaron a incluir en sus novelas vaticinios que aún siguen cumpliéndose, en materia tanto tecnológica y científica como en geografía, política, economía, sociología y ecología.

Por ejemplo, el submarino Nautilus capitaneado por Nemo en la novela 20.000 leguas de viaje submarino está propulsado por una forma de energía limpia e inagotable.

Y en 1865, el escritor francés publicó la novela De la Tierra a la Luna en la que anticipó detalles de lo que 113 años después sería la primera misión espacial tripulada a nuestro satélite.

3. En el 2008, los sacerdotes de la santería cubana, los "babalawos", vaticinaron un año marcado por las catástrofes climatológicas, el aumento del robo con violencia, las enfermedades mentales y la "deformación" juvenil.

Ese mismo año, pasaron por el territorio mexicano varios huracanes que dejaron desgracia, pobreza y enfermedad a su paso. Tal fue el caso de Dolly, que de depresión tropical terminó en huracán a su paso por Veracruz, Tabasco y parte de Quintana Roo.

4. William Gibson.  A este escritor norteamericano se le considera el padre del cyberpunk, un movimiento que conjunta el desarrollo de las tecnologías de la información con la descomposición social, y fue el primero en desarrollar el concepto de ciberespacio para referirse al espacio virtual creado por las redes digitales.

Su novela Neuromancer se considera una de las más importantes de la década, en ella se desarrollaron por primera vez el concepto de realidad virtual. Este libro publicado en 1984, hablaba del mundo virtual en el que los negocios y las relaciones humanas se llevaban a cabo a través de máquinas y cables. 

Lo que Gibson imaginó como una red global en la que las personas compartieran una nueva vida y todas las actividades humanas tuvieran su equivalencia se convirtió en lo que hoy conocemos como internet.

5. Arthur C. Clarke. En 1945 el escritor de ciencia ficción publicó un artículo llamado Extra-terrestrial Relays en la revista Wireless World; en él explicaba como una red de satélites que orbitaran alrededor de la Tierra proveerían telecomunicaciones eficientes. La idea de Clarke se llevó a cabo doce años después cuando la Unión Soviética puso en órbita el satélite Sputnik I. 

De acuerdo a una entrevista posterior, Clarke creía que era imposible que los satélites se pusieran en órbita antes del fin del siglo XX por lo que no patentó el artículo y sólo cobró los 15 dólares que ofrecía la revista.

En el libro "Las Fuentes del Paraíso" que escribió en 1959, Clarke planteaba la posibilidad de construir un ascensor espacial en el que se pudieran elevar cargas y personas hacia el espacio exterior. Aunque es una de sus ideas que no se ha llevado a cabo, la NASA aún contempla la posibilidad de poder construir una máquina similar.

6. Jimmy Peterford. En 1991 la revista Nintendo Power publicó las respuestas de sus lectores acerca de cómo sería su consola de video juegos ideal, Peterfor de Nueva York fue uno de los afortunados que vieron impresa su respuesta en la revista. En ella describía una consola muy parecida al Nintendo Wii que vería la luz en 2005.

Peterford imaginó un juego de 512 bits, muy parecido a los 512 megabytes con los que funciona la consola Wii; además de predecir controles con más de 20 botones, más de 20 millones de colores en pantalla (la consola permite ver más de 16 millones), y una banda que tuviera todas las canciones disponibles y un juego que se llamaría Mario Galaxy, mismo nombre usado para un título que apareció en 2007.

7. Robert Heinlein. Al igual que Arthur Clarke, fue un escritor de ciencia ficción que en sus libros imaginaba los dispositivos más raros. En 1942, en su libro Beyond the Horizon, Heinlein presentaba una especie de secretaria robot que era capaz de grabar las llamadas telefónicas. La primer máquina contestadora fue patentada en Japón en 1983.

Otro de los artefactos favoritos de sus libros eran las camas de agua que aparecen en sus libros Double Star de 1956 y Stranger in a Strange Land de 1961. En 1968, Charles Hall, quien patentó un diseño de colchón de agua se mostró decepcionado debido a que su dispositivo no era tan bueno como el que había relatado Heinlein.

8 y 9. Los Simpson. En un capítulo de 1995 llamado "Lisa's Wedding", los guionistas plasmaron sus predicciones sobre cómo sería el mundo el 2010.

El peak de las celebridades detrás de las rejas: Los Simpson bien sabían que la farándula vendía y seguiría vendiendo en los años venideros. Por ello, en su especial capítulo el noticiero de Kent Brockman comentaba que si veías a algún famoso debías escapar porque eran personas altamente peligrosas. En la actualidad, poco sorprenden las noticias de estrellas como Britney Spears, Mel Gibson o Paris Hilton volviéndose locas y pagando sus pecados en la cárcel.

Videojuegos controlados con el movimiento: el mundo sería un lugar muy distinto sin dispositivos como Nintendo Wii o Kinetic para entretenernos. Así lo pensaron Los Simpson cuando pusieron a Bart jugando en el Bar de Moe una especie de pool y dardos virtuales con lentes especiales en los ojos.

10. Morgan Robertson. En 1898 publicó la novela Futility, la historia de un barco llamado Titán que sería el navío más grande del mundo y que, al igual que el RMS Titanic, catorce años después se hundiría al chocar en contra de un iceberg.

La novela de Robertson tiene muchas coincidencias con el barco, el número de muertos por ejemplo; las víctimas en la ficción eran 2 mil 500 mientras que en abril de 1912 murieron 2 mil 223 pasajeros, el lugar donde se hundió, en el Atlántico norte a 400 millas de Terranova.

Fuente: de10.com.mx
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|11:40
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. por favor, la realidad virtual existe mucho antes del año 1995!!!!
    2
  2. perdón, pero si la novela fue publicada en 1984, no está haciendo ninguna predicción, internet existe desde la década del 60, y en el año 84 no estaba distribuída ni todo el mundo tenía acceso, pero ya era un hecho
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016