La política española y la acampada

José Luis Rodríguez Zapatero, se siente desautorizado y debilitado internamente tras la propuesta lanzada ayer por Patxi López y ha decidido actuar con rapidez para intentar frenar la sangría que vive estos días el partido tras el varapalo electoral sufrido el domingo.

Zapatero decidió llamar por teléfono a López y mantuvo con él una charla lo suficientemente larga como para que ambos interlocutores tuvieran tiempo para exponerse claramente sus ideas muy contrapuestas de cómo afrontar ahora una salida lo mejor posible para el PSOE. No opinan lo mismo. Y tras la conversación se constata que mantienen ambos sus posiciones. Zapatero no quiere ahora un congreso. López no quiera ahora solo primarias.

Zapatero le ha pedido a López que retire su propuesta de convocar un congreso cuanto antes para analizar en profundidad qué le ocurre al PSOE y el líder del PSE le ha replicado que con las primarias solo no le basta.

Que quiere que se produzca un debate real y a fondo en el partido. Y ha añadido que históricamente el PSOE siempre ha resuelto estas situaciones con un congreso. López, consciente de los requerimientos de Zapatero, especialmente sobre lo complicado del contexto económico por el que pasa España, ha accedido a mantener en suspenso su petición de un congreso. Pero no la ha retirado formalmente.

Si querés leer el informe completo de El País hacé clic aquí.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 16:07
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 16:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial