47 horas para unir Posadas y Buenos Aires

Tras demorar 47 interminables horas para recorrer los mil kilómetros que separan Posadas de Buenos Aires, 700 pasajeros del tren "El Gran Capitán" arribaron a la terminal de Chacarita, donde denunciaron situaciones de "hambre, sed, violencia y abandono", con repetidas expresiones de angustia e irritabilidad.

El fatigoso y tortuoso viaje arribó a la Capital Federal con 20 horas de demora, luego de que los empleados ferroviarios se vieran obligados a cambiar la locomotora en cuatro oportunidades, a lo largo del recorrido.
 
La formación había partido el domingo último desde la terminal de la ciudad misionera de Posadas y debería haber llegado alrededor de las 23:00 del lunes a la Capital Federal.

Pero las condiciones del tren y de las vías obligaron al maquinista a frenar cuatro veces la marcha del "Gran Capitán" en distintos descampados rurales y a cambiar la locomotara otras tantas veces para llegar a destino con 20 horas de retraso.

"Lo más importante no es que nos devuelvan el dinero, como nos prometieron después de que nuestras quejas llegaran a los medios, sino el mal rato que pasamos en un viaje de 47 horas", aseveró José Luis, uno de los pasajeros perjudicados.

Los viajeros denunciaron situaciones de "hambre y sed" por las largas horas que quedaron varados sin ningún tipo de asistencia, por parte de la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA), que brinda el servicio.

“Ni agua caliente te daban. Recién a las 11 de hoy, por los reclamos, nos ofrecieron jugo y sólo un sandwich de salame para cada uno", relató Diego, de 17 años, y subrayó: Fue una vergüenza lo que nos hicieron, incluso habiendo tantos chicos, que se desmayaron y descompusieron en varias ocasiones".

Lo mismo contó José Luis, oriundo de Santo Tomé, al tiempo que confesó que "en varias ocasiones anteriores el tren demoró unas 40 horas. Nunca nos trataron mal como en esta oportunidad".

Una turista chilena, en tanto, señaló que "ya sobre la hora estipulada de llegada, en un viaje normal, la alimentación se había agotado, y nadie de la empresa nos ofrecía comida. Muchos pasajeros viajaron con lo justo y no tenían para comprar nada, pero tampoco pudimos hacerlo cuando quedamos tanto tiempo varados en medio de la nada".

Pese a esta odisea que vivió, para María su experiencia de la Argentina no debe relacionársela con lo ocurrido en "El Gran Capitán" aunque confesó que la próxima vez que tenga que viajar en tren para recorrer el país lo pensará "dos veces".

"Estoy bastante sorprendida porque para nosotros viajar en tren es un viaje grato y placentero. Yo creo que pensaría dos veces volver a tomar un ferrocarril para pasear por la Argentina", dijo en diálogo con Noticias Argentinas.

Mientras que Marta fue contundente "Lo que nos hicieron no tiene perdón, y no se soluciona devolviéndonos el boleto. Nadie salía a darnos una respuesta, se escondían en los camarotes, mientras nosotros sufríamos hambre, sed, los chicos y adultos se desmayaban y a algunos hasta los golpeaban e insultaban", recordó.

En un primer momento, el tren, que salió de Posadas, se detuvo en la estación de 25 de febrero, en la misma provincia, por un desperfecto en el tanque de combustible de la locomotora.

El tren estuvo varado cuatro horas hasta que llegó la locomotora de reemplazo, pero la misma volvió a detenerse en la estación de Basavilbaso, en el sur entrerriano, por problemas en los frenos.

En esa localidad situada a unos 300 kilómetros de Buenos Aires se vivieron momentos tensos, ya que los pasajeros tuvieron que pasar la noche, muchos de ellos en presa del hambre y la incertidumbre.

La gran cantidad de horas que pasaban los pasajeros varados motivó a algunos de ellos a realizar un piquete para exigir que la empresa les proporcione un refrigerio, ya que varios de ellos se quedaron sin dinero para comer.

Los reclamos incluyeron la devolución del dinero del pasaje, por el accidentado viaje.

"No tenemos comida, no tenemos agua en los baños, no hay luz en los vagones, nos tratan mal y nos discriminan", describió una de las pasajeras.

Otra mujer destacó que al tratarse de un servicio económico, mucha gente "viaja con lo justo" y tiene los recursos justos para permanecer las 26 horas que en principio debía durar el viaje, pero ya llevaban más de 33 arriba del tren y los esperaba todavía un extenso viaje a Buenos Aires.

En los últimos meses, las demoras en esta formación, que recorre 1.100 kilómetros entre Posadas y Buenos Aires, se volvieron más frecuentes.

El último hecho de características similares se produjo hace algo par de meses cuando los pasajeros estuvieron dentro de la formación por más de 40 horas, luego del descarrilamiento de otro tren de carga en la provincia de Entre Ríos.

Según indicaron fuentes de la Secretaría de Transporte, el tren, que viaja a una velocidad de unos 50 kilómetros por hora por el mal estado de las vías, volvió a funcionar en 2003 tras estar más de una década parado con un permiso precario proporcionado por la provincia de Corrientes.

En tanto, la dependencia impulsa un llamado a licitación para el servicio, que está frenado por un litigio judicial.
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 19:43
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 19:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México