El show de Midachi, un acto de campaña

Del Sel aprovecha la popularidad del trío. "Yo les aviso que «esto» los puede llegar a gobernar a ustedes. Piénsenlo bien".

Apenas se le ve la cabeza a Miguel Del Sel, caracterizado como Mercedes Sosa, apretujado en una caja china durante el truco de magia. En esa pose dislocada emula, hasta el grotesco, la voz de la Negra. Se tienta a carcajadas de su propia imitación. Dady Brieva, asistente de mago en ese sketch, mira al público y, cómplice, sentencia. "Yo les aviso que «esto» los puede llegar a gobernar a ustedes. Piénsenlo bien". La advertencia cosechó risas y un aplauso cerrado.

El candidato de Pro llevó en la última semana la campaña al teatro, donde el trío Midachi tiene funciones hasta mañana. Durante la obra hay bocadillos políticos, referencias a otros rivales -como Agustín Rossi y Antonio Bonfatti-, dedicatorias a Mauricio Macri "que lo mira por TV" y menciones a una apuesta: Brieva y el "Chino" Volpato hicieron una promesa -irreproducible- si su amigo gana.

Pero el verdadero show ocurre detrás de escena. Y es casi una metáfora de la construcción del Midachi político.

El público ve a los tres, en escasos minutos, entrar y salir de cuadro en continuado, encarnando personajes distintos. En un pestañar, está Del Sel vestido de tanguero y reaparece vertiginosamente como Gladys, la bomba tucumana.

Entre bambalinas, transcurre otra historia, no menos jugosa: un batallón de asistentes corre tras ellos mientras se quitan la ropa y corretean, entre insultos, semidesnudos. Los visten, les calzan los tacos, les colocan la peluca. Sólo así pueden estar a tiempo y coordinados. Así trabaja hoy su equipo para apuntalar su candidatura.

Será un trámite para Del Sel pasar los comicios primarios porque en su interna no tiene rivales. El gran desafío es prepararse para la general, el 24 de julio.

El humorista no está preocupado. "Hay que tomarlo con más naturalidad", desliza ante LA NACION. Tampoco le teme al debate de propuestas, a cuando lo corran con medidas concretas, con cifras. "¿Qué voy a hacer cuando me pregunten de economía? Le digo a Luciano que conteste", advierte. Luciano es Laspina, un economista rosarino que él ya postula como su ministro en el área.

Nadie sabe cómo será el efecto Del Sel en esta elección, pero su incursión ya es un fenómeno en la calle.

El está confiado en que la enorme popularidad se transformará en votos. "Cuando arranqué, se acercaban al Midachi. Creían que era una broma que yo era candidato. Hace un mes cambió, la gente me pide cosas, me da cartitas, me cuenta sus historias. Me ven con esperanza", dice. Como primer triunfo político, en pequeña escala, cita que hace unos días su candidato ganó en una elección barrial de Villa Las Flores. Se impuso por siete votos, en un lugar copado por el socialismo. Un mes atrás, él había tomado mate con los vecinos durante cinco horas.
Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 02:42
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 02:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México