Analizan sospechoso desperfecto en el Tango 01

La aeronave insignia de la flota presidencial, el Tango 01, volvió a quedar detenida el 6 de mayo pasado por extrañas anomalías en un motor de la firma Rolls-Royce que ya había sido reemplazado por extrañas averías. La situación generó sospechas de un eventual caso de sabotaje y se abrió una investigación. Las miradas apuntan a estamentos de control de la Fuerza Aérea, encargada del cuidado de los aviones asignados a la Casa Rosada

La aeronave insignia de la flota presidencial, el Tango 01, volvió a quedar detenida el 6 de mayo pasado por extrañas anomalías en un motor de la firma Rolls-Royce que ya había sido reemplazado por extrañas averías. La situación generó sospechas de un eventual caso de sabotaje y se abrió una investigación. Las miradas apuntan a estamentos de control de la Fuerza Aérea, encargada del cuidado de los aviones asignados a la Casa Rosada.

Se trata de un nuevo episodio en torno al avión Tango 01, que viene registrando problemas desde hace varios años. Esta vez, el viernes 6 de mayo, Cristina Kirchner lo había utilizado para viajar a El Calafate a descansar ese fin de semana. Subió la Presidente pocas horas después de que la aeronave llegara al país proveniente de España, donde había estado para ser reparada: le habían reemplazado una turbina que tuvo problemas infrecuentes.

El motor alquilado, en ese primer vuelo con Cristina Kirchner a bordo, registró aumentos de temperatura inesperados que obligaron al personal responsable de la aeronave a detenerla hasta nuevo aviso. De hecho, Presidencia de la Nación había alquilado un Gulfstream G-4, matrícula LV-BYC, para el traslado a Paraguay que iba a hacer la primera mandataria, viaje que finalmente se suspendió por cuestiones de salud.

Los antecedentes

La historia de los problemas con el avión presidencial comenzó en octubre del año pasado, cuando la nave insignia de la Presidencia fue trasladada a los talleres de Iberia, en Madrid, la capital española, a efectos de hacerle un mantenimiento de rutina, que insumió unos 45 dias; fue traído de regreso a nuestro pais a principios de diciembre.

El Tango 01 continuó volando, hasta que a fines de marzo, en una inspeccion de rutina, se descubre una extraña averia: se trata de un orificio de unos dos centímetros de diámetro en el compresor del motor izquierdo. Este extraño episodio origina la suspensión de todos los vuelos.

A los pocos dias, arriban a Buenos Aires dos ingenieros de Rolls-Royce, quienes luego de una revisión en detalle realizada en los talleres de Aerolíneas Argentinas en Ezeiza determinan la necesidad del cambio del motor.

Por razones de urgencia, trasladaron el avión en vuelo hasta Madrid en lugar de ser reemplazado en Buenos Aires. Ya en España, y ante la imposibilidad de solucionar la avería del motor en los talleres de Iberia, esta empresa ofrece colocar uno usado y en alquiler, y deriva el motor con avería a Inglaterra.

El Tango 01 regresó a nuestro pais el viernes 6 de mayo a la madrugada con el motor alquilado, pero las penurias continuaron, porque se registró la nueva anomalía que ahora es investigada.

El rol de la Fuerza Aérea

La responsabilidad del mantenimiento y la prestación del servicio de la flota presidencial no depende de la Fuerza Aérea, pero sí la custodia cuando permanece en tierra. De hecho, el Tango 01 quedó alojado cuando llegó el 6 de mayo en la base militar del Aeroparque "Jorge Newbery". La aparición de este nuevo incidente en torno a la seguridad de la aeronave se sumó a una serie de hechos que involucraron a la Fuerza Aérea.

En septiembre de 2010, desaparecieron 29 pistolas 9 mm, cuatro fusiles FAL, 2 halcones y dos Ingram que pertenecían al grupo de la Fuerza Aérea denominado "Guerra Electrónica", que está en el Aeroparque. Por este hecho, se abrió una investigación que lleva adelante el juez federal Daniel Rafecas por apremios ilegales, que involucra al jefe de la fuerza, brigadier Constantino, y el brigadier Acosta. A fines de diciembre del año pasado, en la base aérea El Palomar, se conoció el robo de 30 mil proyectiles, sin que haya sido detenido ningún responsable. También ya se había hecho una denuncia por un posible sabotaje que se habría concretado en la base áerea de El Palomar. En enero de 2011, se conoce el caso del "narcoavión", que también se habría concretado en la aeroestación de Morón: mil kilos de cocaína fueron cargados allí y descubiertos en Barajas. En febrero del corriente año, un auto alemán de alta gama ingresó a esa base, fue perseguido por un patrullero bonaerense y se retiró derribando un portón: nadie lo detuvo
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 14:36
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 14:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho