Una pequeña señal

La decisión del la Reserva Federal de bajar la tasa de descuento para los bancos inyectó liquidez pero, además, infundió optimismo en medio del caos.

Cuando la rueda de bolsas europeas promediaba con bajas generalizadas y, luego del cierre de los mercados asiáticos, donde las caídas de todas las bolsas mostraba un clima de pánico y desconcierto, la Reserva Federal cedió ante la presión y dio una señal que, si bien fue pequeña, alcanzó para traer una luz en medio de la tormenta.

Es que la FED no tocó los niveles de las tasas de referencia de los bonos, sino que solo rebajo la tasa que les cobra a los bancos por préstamos transitorios. Si bien lo que el mercado pedía era tocar las de los bonos, esta señal fue suficiente y le evitó a la autoridad monetaria haber caído en el ridículo por haber cedido ante los inversores.

El organismo que dirige Ben Bernanke se negaba a bajar la tasa porque no quería salvar a un grupo de bancos e inversores irresponsables que habían jugado al riesgo más allá de lo razonable, pero sabía que era un camino que, si bien saneaba, lo hacía con mucho ruido, porque en el medio había quiebra de empresas e incluso de bancos.

Hoy los mercados terminaron con euforia, a pesar de que no cambiaron las expectativas sobre la economía. Resta saber si el mercado seguirá presionando a la FED y hasta cuando está esta dispuesta a seguir respondiendo.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:37
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial