Un nuevo testigo complica más al jefe del FMI

Mientras se aguarda la decisión de la justicia de EE.UU. para saber si libera al ahora ex jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, el diario francés Le Figaro hizo pública la aparición de un nuevo testigo que podría complicarlo aún más después de haber sido acusado de ataque sexual y violación contra la mujer que limpiaba su habitación en un hotel neoyorquino. el empleado citado no sabía que Dominique Strauss-Kahn podría haber estado en el baño,

Mientras se aguarda la decisión de la justicia de EE.UU. para saber si libera al ahora ex jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, el diario francés Le Figaro hizo pública la aparición de un nuevo testigo que podría complicarlo aún más después de haber sido acusado de ataque sexual y violación contra la mujer que limpiaba su habitación en un hotel neoyorquino.

Según publicó el rotativo galo citando una fuente del Sofitel, un empleado del hotel habría estado presente en la suite de Dominique Strauss-Kahan en el momento en que la presunta víctima ingresó en la habitación.

De acuerdo a la versión que circuló, este hombre, a cargo del servicio de habitación, sacó los acolchados cuando su colega, la mujer que denunció el abuso, le habría preguntado si podía comenzar a limpiar.

Le Figaro cuenta que el hombre le habría respondido que él hbaía terminado y que la suite estaba desocupada, tras lo cual se retiro.

Esa misma versión indica que el empleado citado no sabía que Dominique Strauss-Kahn podría haber estado en el baño, por lo que Nafissatou Diallo, la mujer que denunció el caso, pensó entonces que estaba sola, hasta que salió el ocupante, según ella.

Mientras tanto, los abogados del ex director gerente del FMI intentarán hoy un golpe de efecto con un nuevo pedido de libertad bajo fianza para Dominique Strauss-Kahn, preso en una cárcel neoyorquina.

Anoche se consideraba que la liberación, que la justicia analizará hoy, era "posible". Sus abogados ofrecieron el pago de un millón de dólares, además del uso de una pulsera electrónica y la obligatoriedad de que el acusado permanezca confinado en un departamento en Manhattan.

"Liberarlo sería un error terrible", advirtió Jeffrey Shapiro, el abogado de la mujer de 32 años, de origen africano, que acusó al economista y que ayer ratificó todas sus declaraciones ante la justicia.

En el breve lapso transcurrido desde el sábado, cuando Strauss-Kahn fue arrestado a bordo de un avión que estaba a punto de despegar rumbo a París, su reputación se deterioró al extremo de parecer un muerto político. Aislado y preso en la cárcel de Rikers, cerca de Manhattan, sus abogados intentan ahora darle algo de oxígeno.
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 14:05
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 14:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial