Errores de escritura originados en la homofonía

Para muchos las expresiones "va a hacer" y "va a ser", "va a haber" y "va a ver" se transforman en una fuente de dudas a la hora de escribirlas. Suenan parecido pero tienen grafías muy distintas y significados diferentes. La lingüista Nené Ramallo explica cuáles son los usos correctos.

Cuando hablamos, la prisa de nuestro discurso, produce que se den situaciones de homofonía (igual sonido), que el contexto nos permite decodificar correctamente.

El problema reside en que, más de una vez, al intentar plasmar el pensamiento por escrito, se producen confusiones imperdonables que se dan no únicamente en los niños y jóvenes, sino en los adultos que deben hacer un informe o dar a conocer una noticia.

Veamos algunos ejemplos de ello: va a hacer y va a ser; va a haber y va a ver.

En todas las parejas propuestas, hay una parte en común: el verbo ‘va’, que podría haber aparecido en otra persona y en otro tiempo, y la preposicion ‘a’. Ellos no pueden faltar, porque juntos dan la idea de algo que se está por cumplir próximamente.

La diferencia debe producirse, entonces, en las formas que escuchamos como iguales, pero que poseen distinto valor significativo: va a HACER quiere decir que se tiene la intención de realizar algo o que se está por cumplir algo: "La nueva dirigencia va a hacer grandes cambios". "Según el meteorólogo, va a hacer hoy una elevada temperatura".

En cambio, va a SER  significa que algo o alguien, en el futuro, tendrá determinados caracteres o determinado rango: "Ese hombre inteligente va a ser nuestro próximo representante". "Mañana va a ser un día de gloria".

La otra confusión homofónica se produce entre ‘a haber’ y ‘a ver’.  En el primer caso, ‘HABER’ tiene el significado de “existir”; recordemos que, además, este ‘haber’ tiene valor impersonal y que no guarda concordancia en plural con ningún sujeto: "Va a haber nuevos nombramientos". "El gobernante prometió que iba a haber rebajas en las tarifas".

En cambio, el verbo ‘VER’ tiene el valor de “mirar”, pero también de “considerar”: "El niño va a ver si su madre ha regresado". "Voy a ver si hago algunos cambios en la cátedra".

Además de haber entendido las diferencias de significado en estas frases homofónicas, no debemos olvidar que la preposición A es infaltable en ellas y que constituye un error no colocarla:  *Va hacer cambios debe ser  Va a hacer cambios.  * Va ser reelecto debe ser Va a ser reelecto.

Concluimos nuestro encuentro de la semana con una reflexión, que no me pertenece, sino que es una premisa de la Asociación de Academias de la Lengua Española: “La ortografía representa el  pilar fundamental de la unidad de la lengua. Mientras que los demás  planos lingüísticos (fonología, morfología, sintaxis y léxico) se hallan sujetos a los parámetros de variación (geográfica, social, cultural, situacional), la ortografía  es un código uniforme en el que todas las variables se diluyen. La unidad y la vocación de permanencia convierten a la ortografía en un factor de unidad y de contención frente a una evolución descontrolada del idioma”.

Fuente consultada: Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2010). Ortografía de la lengua española. Madrid: Espasa.

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic