Hugo Moyano hace silencio ante el avance judicial sobre Camioneros

La cúpula de la CGT se mantendrá en silencio ante el avance de la causa judicial, según informó un dirigente cercano al líder camionero.

La lupa de la Justicia se detuvo otra vez cerca de Hugo Moyano. El avance de l a causa por la denominada mafia de los medicamentos continúa con procesamientos que vinculan al líder de la CGT y a la obra social de la Federación de Camioneros, el gremio desde donde construyó su poder.

Ante este panorama, tanto Moyano como su círculo íntimo se recluyeron en el silencio y evitaron ayer referirse al tema.

Héctor Recalde deambulaba por los pasillos de la sede de la CGT, en Azopardo al 800, cuando se cruzó en el primer piso con LA NACION. "No hay nada extraño y tampoco tengo nada que decir", se desentendió el asesor legal de la central obrera, sobre la causa que acecha al sindicato de los camioneros.

Al mismo tiempo que Cristina Kirchner anunciaba medidas para transparentar el sistema de salud y enviaba sutilmente un mensaje a los gremios involucrados en la mafia de los medicamentos, Hugo Moyano encabezaba un acto en homenaje al pintor Ricardo Carpani en el salón Felipe Vallese de la CGT.

En su breve discurso, Moyano no se corrió de la temática que lo convocaba y ponderó las obras del artista Carpani, quien supo retratar las gestas obreras a partir de los años 60. Tal vez, la única mención relacionada con su situación actual fue cuando entonó con fuerza: "La lucha de los trabajadores todavía no se terminó, es constante. Finalizará el día en que logremos la justicia social".

Después de conversar unos minutos con su ladero Omar Viviani, Moyano abandonó en silencio la CGT. Tampoco dio su opinión el dirigente Juan Carlos Schmid, habitual vocero de la central obrera.

La única defensa
Solamente hubo una mención directa al avance de la causa judicial y al anuncio de la Presidenta por mayor transparencia. La hizo el dirigente Julio Piumato, que se expresó a través de su cuenta de Twitter. "La trazabilidad de los medicamentos rompe con la evasión de laboratorios y con la mafia de medicamentos", escribió el hombre fuerte de los trabajadores judiciales.

La denominada mafia de los medicamentos ya golpeó amenazante en hombres de la confianza de Moyano. El abogado Daniel Colombo Russell renunció a su cargo de gerente general de la Administración de Programas Especiales (APE) , agobiado por la investigación y por los controles internos que se activaron en el organismo estatal que administra el dinero de las obras sociales sindicales.

"Colombo Russell estaba muy presionado por los gremios porque no podía destrabar con facilidad el pago de los reintegros. De todos modos, había una incompatibilidad ética que él ocupara ese cargo. El es un tipo de Moyano. Lo ideal es que sea como ahora, con un gerente que depende del Poder Ejecutivo", dijo a LA NACION un empinado dirigente de la APE que está muy ligado al kirchnerismo desde la primera hora.

La cúpula de la CGT se mantendrá en silencio ante el avance de la causa judicial, según informó un dirigente cercano al líder camionero.

En su último encuentro con la Presidenta, hace dos semanas, Moyano consideró "excesivo" el acecho de la Justicia y se victimizó ante los presentes: "Estoy cansado de que nos traten de asesinos seriales por el manejo de las obras sociales".

Ayer, Moyano optó por el silencio.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 01:31
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 01:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial