Cristina Fernández y una semana light

No viajó a Paraguay por recomendación médica y recibió la visita de funcionarios en la Quinta de Olivos.

La Presidenta redujo sus actividades. La última semana fue un claro ejemplo de su estado de ánimo. Todo comenzó el lunes, aunque el jueves 5 de mayo había manifestado estar "pum para abajo". El lunes 9 de mayo suspendió la actividad oficial que tenía prevista por la tarde, justo en el día de aniversario de casados con Néstor Kirchner.

El martes 10 recibió, en Casa de Gobierno, a una delegación de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el marco del diálogo social que impulsa el gobierno nacional. Más tarde habló en videoconferencia por el descubrimiento de nuevos yacimientos fósiles en Neuquén y se comunicó con el partido de Pilar en donde  inauguró 250 viviendas.

El miércoles recibió en Casa de Gobierno al secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez. Desde esa misma sede entregó créditos estatales de financiamiento a jóvenes emprendedores y PYMES. Por videoconferencia se comunicó con La Matanza.

El jueves fue el día más agitado en términos de repercusiones. Realizó un acto en José C. Paz donde le envió un claro mensaje a la CGT. Luego todo recaló, nuevamente, en Olivos. Allí firmó convenios con Tucumán y Santiago del Estero. Por último recibió al ministro de Comercio de la República Popular China, Chen Deming.

El viernes fue un día muy tranquilo para Cristina. La única actividad pública registrada fue la reunión en Olivos con los ministros Julio De Vido y Florencio Randazzo.
 
Faltazo. El sábado debía viajar a Paraguay para los festejos del país vecino por el Bicentenario. Sin embargo se suspendió por recomendación médica. Hoy retomará su agenda, aunque tampoco tendrá muchas actividades. Por la mañana recibirá en Olivos al secretario de Medios y Comunicaciones, Juan Manuel Abal Medina, y luego al titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto.

Mensajes. El 1 de enero no fue a la asunción de Dilma Russeff como presidente de Brasil. El 25 de ese mismo mes debió ser atendida por un médico por un golpe de calor. En abril suspendió su agenda 24 horas y luego canceló su viaje oficial a México. El viaje se realizaría el próximo 30 de mayo aunque con estos indicios, puede quedar en suspenso.

(www.perfil.com)
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 11:38
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 11:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial