Chubut: votos con afiches, tierras y plasmas

"Acepto tres, cuatro y hasta cinco ceros", bromea Alberto, uno de los 1967 electores que definirán el próximo 29 de mayo quién será el gobernador de Chubut. Aquí, en el barrio Ceferino de esta ciudad y donde residen 334 votantes de una de las mesas anuladas luego de los comicios del pasado 20 de marzo, las calles están tranquilas y sólo algún afiche recuerda que por aquí también desfilaron los electores que tendrán que volver a la mesa 507 de la Escuela N° 52.

"Acepto tres, cuatro y hasta cinco ceros", bromea Alberto, uno de los 1967 electores que definirán el próximo 29 de mayo quién será el gobernador de Chubut. Aquí, en el barrio Ceferino de esta ciudad y donde residen 334 votantes de una de las mesas anuladas luego de los comicios del pasado 20 de marzo, las calles están tranquilas y sólo algún afiche recuerda que por aquí también desfilaron los electores que tendrán que volver a la mesa 507 de la Escuela N° 52.

En medio de la veda electoral resuelta por el Tribunal Electoral Provincial el miércoles pasado, la nueva elección sacó brillo a los más avezados punteros justicialistas. "Se busca poco más que el árbol genealógico y el ADN de los que votan. Acá se trata de llegar a los amigos, familiares o vecinos para ver cómo les llega el mensaje. Pero hay que ser muy prolijo porque nos están mirando todos", confesó a LA NACION un fiscal de mesa del PJ.

Sin embargo, un clima enrarecido sobrevuela estos comicios, de características inéditas. Fue el propio intendente electo de Comodoro Rivadavia, Néstor Di Pierro (FPV), quien alentó los fantasmas. "Algunos están yendo casa por casa ofreciendo plasmas, terrenos, plata, trabajo. Miremos el padrón de contratados de la provincia en los últimos dos meses", dijo en declaraciones radiales.

No cabe duda de que la elección se resolverá en Comodoro Rivadavia. De aquí son 1367 electores que navegan las aguas de la incertidumbre y la expectativa para el próximo 29, y que el pasado 20 de marzo le dieron un ajustado triunfo de tan sólo dos votos al intendente de esta ciudad y candidato a gobernador por el PJ Modelo Chubut, Martín Buzzi, sobre el candidato del FPV, Carlos Eliceche.

Silvia Aragón tiene 33 años, disfruta de una licencia por maternidad y le toca votar en la mesa 1127 de la Escuela N° 43, ubicada en uno de los barrios del casco histórico de la ciudad y donde predominan familias de clase media y jubilados de YPF. "Me parece bien que nos hagan votar de nuevo. Cuando fui el 20 de marzo, dejé a mi beba de menos de un mes con un familiar, fue complicado. Después me enteré de que una de las mesas anuladas era la mía y no me gustó."

Asegura que la maternidad la mantuvo "bastante alejada" del caos mediático que provocó la elección en Chubut. "Fui viendo algo, pero muy poco. Me parece perfecto que me hagan votar de nuevo, voy a ir porque es obligatorio. En la votación anterior [la del 20 de marzo], me pasó que las autoridades de mesa le dieron mi DNI a otra persona. Fue un trastorno. Ahora tomo recaudos para que no me vuelva a pasar lo mismo."

En lo que se anticipa como una votación cerrada y complicada, Ceferino Pérez, titular del Tribunal Electoral de Comodoro Rivadavia, se sincera ante LA NACION: "Esta es una elección rara, de electores muy expuestos. Los punteros deben conocer al dedillo a todos los que van a votar y ya deben haber chequeado cada voto del 20 de marzo. Nosotros no somos un cuerpo punitivo, pero que quede sentado que si alguien ofrece o quiere prebendas, los vamos a llevar de las pestañas a la justicia. No vamos a permitir ninguna práctica antidemocrática".

Felipe Alarcón, en cambio, votará en la Escuela N° 711 del barrio Roca de Comodoro Rivadavia, otro sector residencial de esta ciudad. Contó a LA NACION: "Estaba en el trabajo con un amigo cuando me di cuenta de que estaba en una de las mesas impugnadas. Toda la movida que hubo en estas semanas no cambió mi voto. Yo corté boleta y voy a hacer la misma elección. Votar es un deber cívico y si voté la primera vez, no pienso enfermarme ahora para no ir".

Camarones y Puerto Madryn
En Camarones, una pequeña localidad ubicada 180 kilómetros al norte de Comodoro Rivadavia, pesará el género: sumarán votos para gobernador y vice un total de 253 mujeres. En la Escuela N° 16, de calles de tierra y alrededor de 1800 habitantes, se decidirá además si Ramona Rosales (FPV) o Carlos Tebes (PJ-Modelo Chubut) se quedan con la intendencia. Hasta ahora, ganan las mujeres: Rosales se impone sobre Tebes por cinco votos. Pero el próximo 29 volverá a votar casi el 20 por ciento del padrón de este pequeño poblado.

En Puerto Madryn, en tanto, residen los 347 hombres que volverán a votar, comenzando con el apellido Mansilla y finalizando con Milla. Pertenecen a los barrios Galina y Gobernador Fontana, ambos de clase media y con viviendas del plan Fonavi. Aquí ponen sus fichas también ambos candidatos, que saben que cada voto valdrá oro en polvo para sus aspiraciones a la gobernación.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 18:41
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 18:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial