Deportes

El DT de Messi en Newell’s dijo que la “Pulga” siempre fue un astro

“A los 11 años, ya era el que se ve ahora” sentenció Enrique Domínguez quien fue su técnico en las inferiores. Además aclaró que cuando “Leo” se fue, no quiso dirigir más.

Enrique Domínguez es el padre de Sebastián, el zaguero de Vélez. Tuvo el privilegio de ser uno de los pocos técnicos que dirigió a Lionel Messi en las inferiores de Newell´s. Fue a principios de 1999 cuando le encargaron que se hiciera cargo de la “poderosa categoría 87” . Tras un nuevo título en la carrera del “astro del fútbol” , como le gusta definirlo a él, recordó cómo fueron los primeros pasos de la “Pulga” con una pelota de fútbol.

Sencillo, de perfil bajo, “Quique”, como se lo conoce en Rosario, dice estar “feliz” por este presente de Leo .

“Lo veo jugar y es como si todavía estuviera parado al lado de él” , cuenta. Y agrega: “Me llena de orgullo que hoy sea el mejor de todos. Yo digo que no le enseñé nada, porque él aprendió todo solo. Lo que sí a veces siento que una gota de su transpiración también es mía” .

Domínguez conoció a Messi a comienzos de 1999 cuando el zurdo tenía apenas 11 años. La dirigencia de Newell´s le pidió que sea el técnico de su categoría. “Todo el mundo ya hablaba de él, ya se decía que en la 87 había un fuera de serie”, recuerda. “Lo increíble es que a los 11 años ya era este Messi que se ve ahora. Era una lauchita , pera ya era un jugador con todas las letras. Tenía todos los fundamentos incorporados”.

Con la vista perdida, como si aún lo estuviera viendo jugar en el Complejo de Malvinas, Enrique cuenta que era tan “fabuloso” lo que hacía Messi dentro de una cancha que él tenía que mirar los partidos con la mano arriba del bigote para esconder sus muecas de asombro cada vez que tocaba la pelota.

“Yo veía que los padres de los rivales se miraban entre ellos y se preguntaban cómo podía ser posible” .

Domínguez asegura que no se va a olvidar jamás el día que Jorge, el padre de Messi, le dijo que lo disfrutara los últimos dos meses porque se lo llevaba a España. “El tema de su crecimiento era un problema. En verano, por ejemplo, cuando les repartía las camisetas a los chicos, Leo siempre tenía puesto una remera blanca. Un día lo vi en cuero y me di cuanta que tenía el pecho para adentro, que casi no tenía esternón”.

Fue tal el cariño que Domínguez le tomó a Messi que cuando éste se fue de Newell´s dejó de dirigir.

“Siempre dije que después de dirigirlo a Leo no quería dirigir más. Cumplí mi palabra” , confiesa. Y cuenta que desde aquel entonces nunca más lo volvió a ver.

“Como no soy cholulo nunca gestioné ningún encuentro. Me encantaría sí poder darle alguna vez un buen abrazo” .

“¿Qué consejo le daría? Que no cambie en nada, que siga siendo ese pibe bueno y humilde de siempre. Sólo así va a seguir cosechando logros”, afirma Domínguez.

Fuente: www.clarin.com/deportes

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 08:21
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 08:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia