Madera, bambú y musgo para un hotel boutique orgánico

Situado en un antiguo edificio de la ciudad de Praga, tiene una atmósfera muy diferente a la de un hotel convencional, gracias al diseño y al mobiliario. Los interioristas quisieron evitar los acabados demasiado fríos como el hormigón o el vidrio, y por eso eligieron materiales naturales. El hotel fue recientemente escogido como uno de los diez más innovadores de Europa.

El equipo de diseñadores Vrtiška/Žák, formado por Vladimir Žák y Roman Vrtiška, creó un hotel boutique con materiales ecológicos en el centro de la ciudad de Praga. Situado en el edificio de un antiguo banco, el hotel Moods tiene una atmósfera muy diferente a la de uno convencional. La principal razón es el diseño de los interiores y el mobiliario para los que se utilizaron materiales naturales como la madera, el bambú o el musgo. Los diseñadores quisieron evitar el uso de acabados demasiado fríos y brutos como el hormigón, el vidrio o las nuevas tecnologías.



Los interioristas crearon una paleta única de colores para el hotel y además diseñaron piezas de mobiliario, iluminación y otros accesorios decorativos.

La recepción tiene una pared realizada con musgo que aporta un toque divertido al espacio. Además, en la zona de espera, un sofá con forma orgánica envuelve una columna cromada. El contraste entre ambas piezas es impactante.




La zona de atención al cliente de la recepción se ha realizado a partir de pequeñas capas de bambú. La madera, de varias tonalidades, se ha utilizado en varios de los espacios del hotel, como en zonas de espera y sala de conferencias.




El sistema de iluminación combina varios diseños creados especialmente para el proyecto. Focos, lámparas colgantes y esferas de tela que atenúan la luz y la hacen más natural son solamente algunos de los ejemplos.

El hotel dispone de 52 habitaciones en las que se colocaron camas de la firma sueca Hästens. Además, hay dos pequeños departamentos, dos salas de conferencias multifuncionales, un área de masajes asiáticos y un bar.




Los diseñadores quisieron incluir parte de la cultura checa en el diseño del hotel. Para ello utilizaron el libro Las Tres Llaves de Oro, de Peter Sís. El visitante puede empezar a leer pasajes del libro a la entrada de la habitación, para continuar en el dormitorio y terminar en el baño.




El hotel ha sido recientemente escogido como uno de los diez hoteles más innovadores de Europa por Traveller’s Choice.

Los diseñadores Žák/Vrtiška colaboran en la Academia de Arte, Arquitectura y Diseño de Praga. Ambos han recibido premios recientemente y han colaborado con importantes firmas.





Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 05:14
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 05:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes