"Comer animales", un libro que no despierta el apetito

Comemos carne a diario pero preferimos no pensar demasiado en cómo ha llegado el bife al plato, quizá porque somos conscientes de que saberlo nos quitaría el hambre, plantea el escritor Jonathan Safran Foer, cuya obra reaviva el eterno debate sobre la industria cárnica.

Jonathan Safran Foer, vegetariano.

"Comer animales" (Seix Barral) se publica ahora y su autor, considerado uno de los jóvenes prodigios literarios menores de 35 años en Estados Unidos, es consciente de que hay mucha gente que se resistirá a leerlo por miedo a que los argumentos demoledores que contiene les impidan volver a disfrutar de un buen bife.

"Esos son precisamente los lectores que me interesan, porque obviamente les preocupa el tema y tienen unos valores. Si no los tuvieran, leerían el libro y no les afectaría. Que coincidan o no conmigo es lo de menos, lo principal es que estemos de acuerdo en que es un asunto importante", señala Safron.

El salto de Safron Foer al ensayo espinoso tras el éxito de sus novelas "Todo está iluminado" y "Tan fuerte, tan cerca" sorprendió a muchos. Fue convertirse en padre lo que le hizo plantearse la forma en que quería alimentar a sus hijos y ello le llevó a investigar a fondo el funcionamiento de la industria cárnica.

También influyó el que se haya escrito tanto sobre el tema, pero nunca desde el punto de vista de un escritor, que para Safron es "el más complicado, pero a la vez el que más perspectivas admite".

Aunque no escatima detalles de lo que durante dos años presenció subrepticiamente en mataderos y explotaciones intensivas de ganado, lo que el escritor considera "realmente horrible" es la constatación de que "esto es algo elegido, que la violencia contra los animales no es accidental, sino consciente, como lo es también la destrucción del medio ambiente".

Y es que la industria cárnica es la responsable, según su investigación, de buena parte del efecto invernadero, de desproporcionadas emisiones contaminantes al aire y el agua y, sobre todo, de que los antibióticos empiecen a no hacer efecto sobre los humanos debido al consumo de carne hormonada.

A pesar de la enorme repercusión mediática del libro, de su incombustible presencia en las listas de los más vendidos y de que incluso fue invitado al programa de la todopoderosa "diosa doméstica" Martha Stewart la víspera de Acción de Gracias (habló de las penosas condiciones de cría de pavos), Safron no ha recibido presiones de la industria ganadera.

"Nada, cero. Prefieren no defenderse, aguantar el chaparrón y que se deje de hablar de ellos cuanto antes. Volvemos a lo mismo, si la gente habla mucho de ello, pensará en ello... y podría dejar de comer carne", sostiene.

"Comer animales" arranca con la historia del pollo con zanahorias que cocina la abuela de Safron, una emigrante que pasó mucha, mucha hambre en Europa. Después, repasa filosófica y moralmente el asunto con cuestiones como ¿por qué vacas sí y perros no?, habla con unos y con otros, desde activistas a ganaderos tradicionales o ecologistas.

Safron es -ahora- vegetariano aunque odie el encasillamiento que supone este término. Sin embargo, jamás ha intentado imponer nada a nadie -"no es asunto mío"- y asegura que no es imposible encontrar un modo sostenible de seguir consumiendo carne.

La fórmula no es mágica y sí sencilla: "comer menos carne". Pero si la mayoría de los habitantes de la tierra se empeñan en seguir coméndola tres veces al día, el asunto es inviable. Comiéndola una vez al día, "sí es posible".

Mientras prepara su próxima novela, Safron prosigue su vida vegetariana con su mujer e hijos, a los que no ha sido difícil criar sin carne o pescado.

"De hecho, no comer carne tiene más sentido aún en el caso de los niños. Si te pones en su lugar, tienen mascotas, tienen animales de peluche y los héroes de sus cuentos también son animales...", agrega el autor.

Análisis y controversia se unen en "Comer animales", la última obra del escritor norteamericano Jonathan Safran Foer (en la foto), quien ha hablado con EFE de un libro que se presenta en España tras mantenerse durante casi un año en las listas estadounidenses de los más vendidos.

Fuente Lorena Cantó / EFE

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|00:13
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|00:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016