Un SMS incrimina al acusado de arrojar la bengala que mató a Ramírez

La Policía encontró mensajes de texto en los que el joven le habría contado a un amigo que él arrojó la bengala. Fue demorado anoche en Bahía Blanca

Un hombre de entre 30 y 32 años, que trabaja en el puerto de Bahía Blanca, fue detenido hace pocas horas acusado de haber arrojado la bengala que le causó la muerte a Miguel Ramírez, mientras asistía a un recital del grupo de rock La Renga, en el autódromo de la ciudad de La Plata.

Fuentes policiales dijeron que fue "clave" en la investigación "un mensaje de texto" que envió el imputado, identificado como Iván Alejandro Fontán, a un "amigo desde su celular", en el que se "incrimina" al admitir que lanzó la bengala que hirió de muerte a Ramírez el 30 de abril.

Detallaron además que el sospechoso será trasladado en avión en las primeras horas de mañana a La Plata, donde será indagado desde las 8 en la Fiscalía 7, situada en el cruce de las calles 756 y 57.

En principio, se preveía el traslado del detenido esta misma noche, pero por razones de seguridad se decidió postergar la partida, indicaron las fuentes.

La titular de la Fiscalía 7, Virginia Bravo, se limitó a decir a DyN que "existe constancia de algunos mensajes que efectuó por teléfono el imputado", que esta noche continuaba custodiado en calidad de “demorado”.

Además del presunto hallazgo del mensaje de texto, aceleró la investigación la declaración de un testigo, Leonardo Garay, quien dijo haber identificado al hombre que lanzó la bengala, y el aporte de testigos que habrían dado el nombre y apellido de Fontán. Garay afirmó que quien arrojó el producto pirotécnico estaba ubicado a diez metros, delante suyo, y "era flaco, alto, con pelo corto y estaba vestido como 'rolinga'. Tenía una remera de La Renga y jean. Era trigueño, de entre 27 y 30 años", dijo.

"Estaba totalmente borracho. No estaba en sus cabales", agregó Garay a la prensa antes de ingresar en la Fiscalía 7 de La Plata, para prestar declaración ante Bravo, al tiempo que detalló que ese hombre "le apuntaba a la gente".

A su turno, el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, manifestó que "nadie puede escapar de que haya una bestia salvaje que lleve una bengala a un espectáculo", para definir luego al objeto pirotécnico arrojado como "bengala náutica de mucha potencia".

"Es inadmisible e incomprensible que suceda esto", opinó. "A partir del ingreso de los espectadores en el predio del espectáculo, la seguridad es responsabilidad de la empresa organizadora", explicó, al tiempo que justificó el accionar estatal, al sostener que "la Policía se limita a la seguridad y a los controles externos".

"Vamos a tomar medidas para que este tipo de recitales tengan mayor prevención en seguridad externa y establecer protocolos claros de actuación a la seguridad privada", prometió el ministro.

Respecto del cumplimiento de las normas de seguridad en el predio y habilitación por parte de la empresa a cargo, Casal expresó que "eso se está trabajando e investigando, está toda la Policía y el Ministerio a disposición, dándole toda la información a la fiscal Virginia Bravo".

(www.perfil.com)
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 16:15
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 16:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial